Zelenski pide «un castigo justo» contra Rusia y cancelar su derecho a veto en la ONU

NUEVA YORK.- Ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente de Ucrania arremetió contra Rusia y pidió que la nación sea castigada, a la vez que sea aislada de las organizaciones internacionales y le sea retirado su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU. Previamente, el presidente estadounidense reprochó el reciente anuncio de Moscú sobre “movilización parcial” de tropas hacia Ucrania y el mandatario iraní, Ebrahim Raisi, criticó a Occidente por el retiro de Washington del Acuerdo Nuclear.

Los cerca de 150 líderes mundiales que se dan cita en Nueva York para la 77ª reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas, participan en la segunda jornada de la primera cumbre presencial desde que apareció la pandemia del Covid-19.

Los asuntos que los dirigentes abordan en la jornada incluyen la guerra rusa en Ucrania y el cambio climático.

Sobre el conflicto en Ucrania, el presidente de ese país arremetió contra Rusia en un discurso pregrabado y difundido en la Asamblea General, el mismo día que el presidente ruso informó de una «movilización parcial» de sus reservistas para combatir en Ucrania, abriendo así un nuevo episodio de la guerra.

«Se ha cometido un crimen contra Ucrania y exigimos un castigo justo»

Vestido con su habitual camiseta militar, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró que Rusia “ha cometido un crimen contra Ucrania” y exigió un «castigo justo» para Moscú en un vídeo del mandatario dirigiéndose a la Asamblea General de la ONU.

«Rusia quiere pasar el invierno en el territorio ocupado de Ucrania y preparar a sus fuerzas para intentar una nueva ofensiva», dijo Zelenski, quien aprovechó la intervención en la cita anual de la Asamblea para pedir más apoyo militar, «en especial armas de largo alcance y defensas aéreas, y mayor asistencia financiera», dijo.

También exigió un nuevo paquete de sanciones contra Rusia, que incluya un bloqueo del comercio y las relaciones con Moscú, la retirada de su derecho al voto en órganos internacionales, restricciones a los visados para los rusos y la creación de un tribunal especial que juzgue los crímenes cometidos en el conflicto, entre otros.

El mandatario aseguró que los ucranianos están «listos para la paz, pero una paz verdadera, honesta y justa» y fijó condiciones para ello, entre las cuales «el castigo por el crimen de esta agresión» y por «la violación de nuestras fronteras y nuestra integridad territorial», dijo el mandatario, quien rechazó cualquier propuesta de paz que no sea la presentada por Kiev.

También expresó su negativa a la posibilidad de que Ucrania acepte un estatus neutral. Otra de las exigencias presentadas por el mandatario fue el restablecimiento de la seguridad del país que gobierna y garantías futuras.

Finalmente, arremetió contra las naciones que han optado por mantenerse neutrales ante el conflicto y dijo que con su falta de implicación a favor de Ucrania, estos países “están hablando de indiferencia», denunció el jefe de Estado.

El canciller cubano ve como un «paso positivo» la reanudación de visados de EE. UU.

El Ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, calificó como «un paso positivo» la reanudación en la expedición de visados de inmigrante en la embajada de EE. UU. en la isla para principios de 2023.

El canciller reiteró en su discurso ante la Asamblea General de la ONU la disposición de su país para «avanzar hacia un mejor entendimiento con el Gobierno de EE. UU. y desarrollar relaciones civilizadas».

Sin embargo, criticó que el Gobierno de Joe Biden mantenga «el embargo económico sobre su país», algo que considera como un «acto de guerra económica en tiempos de paz».

Entre otros temas, Rodriguez mostró su preocupación respecto al calentamiento global, el desempleo, la desigualdad y la hambruna.

Reuters/

Artículos sugeridos