EEUU: Senado aprueba proyecto climático, sanitario y fiscal de Biden

WASHINGTON.- Tras una larga deliberación en el Senado, que se prolongó desde el sábado, los demócratas lograron aprobar el proyecto de ley impulsado por Joe Biden destinado a combatir el cambio climático, reducir los precios de los medicamentos y aumentar algunos impuestos corporativos. La ‘Ley de Reducción de la Inflación’ es una victoria para el presidente que solo se logró por la unidad de su partido que votó en bloque para hacer pasar el paquete. Uno que ahora deberá ser aprobado por la Cámara.

Un respiro para el presidente estadounidense Joe Biden. Los demócratas aprobaron en el Senado del país una de las propuestas más ambiciosas del mandatario en términos tributarios, sanitarios y medioambientales. Conocida como ‘Ley de Reducción de la Inflación’ contempla 430.000 millones de dólares en 10 años y busca generar ingresos por cerca de 740.000 millones.

El proyecto original conocido como ‘Build Back Better’, y estaba compuesto por 3,5 billones de dólares, se enfrentó a múltiples modificaciones por pedidos del propio Partido Demócrata. Así, la nueva versión fue aprobada por todos los senadores de dicho partido que se mantuvieron unidos durante la votación.

La jornada de deliberación se prolongó durante más de 24 horas y terminó con 51 a favor contra 50 en contra. En un Senado dividido, el voto de desempate lo hizo la vicepresidenta Kamala Harris.

El presidente Joe Biden celebró la aprobación y a través de su cuenta de Twitter aseguró que: «Me presenté a las elecciones prometiendo hacer que el Gobierno vuelva a trabajar para las familias trabajadoras, y eso es lo que hace esta ley».

El proyecto de ley tendrá que superar otra instancia: ser aprobado por la Cámara de Representantes. Biden alentó a los demócratas, donde son la mayoría, a que lo ratifiquen para que luego pueda ser firmada por el mandatario.

Un largo camino hacia la aprobación

Tres docenas de enmiendas, puntos de orden y mociones republicanas que buscaban la denegación del paquete fueron rechazadas por los demócratas. Así, fue todo un desafío mantener la coalición de 50 senadores demócratas que se necesitaban para darle el visto bueno al paquete.

La aprobación se logró gracias a una maniobra parlamentaria llamada «reconciliación», que permite que la legislación relacionada con el presupuesto pueda pasar con una mayoría simple y no necesite los 60 votos del Senado necesarios para la gran parte de los proyectos de ley.

La sesión, que comenzó el sábado, tuvo su momento más crítico para los demócratas este domingo cuando hubo objeciones sobre el nuevo impuesto mínimo corporativo del 15%.

Por su parte, el senador Bernie Sanders, pasó una serie de enmiendas para expandir aún más los beneficios de salud de la legislación. Pero ninguna de ellas pudo prosperar.

Posiciones encontradas

“El Senado está haciendo historia”, sentenció el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, tras la aprobación del proyecto de ley. Además afirmó: “Estoy seguro de que la Ley de Reducción de la Inflación perdurará como una de las medidas legislativas definitorias del siglo XXI”.

Los demócratas aseguran que este paquete podrá ayudar a reducir la inflación debido a que la medida se paga sola y pretende reducir el déficit federal. Además, buscan que el éxito de este domingo pueda ser un aliciente para las elecciones intermedias de noviembre.

Una perspectiva que choca con la de los republicanos quienes han denunciado que no atacará la inflación y han señalado en repetidas ocasiones que responde solo a los intereses de la izquierda y que podrían poner en peligro la economía del país.

“Los demócratas ya han robado a las familias estadounidenses una vez a través de la inflación, y ahora su solución es robar a las familias estadounidenses por segunda vez”, aseguró el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell. En su cuenta de Twitter añadió que «solo el 18% de los estadounidenses están contentos con esta economía dirigida por los demócratas».

¿Qué contempla el proyecto de ley? 

La lucha contra el cambio climático es uno de los puntos esenciales que propone el proyecto de ley, que busca reducir las emisiones de carbono y llevar a los consumidores a la energía verde. Para ello están previstos casi 375 mil millones de dólares durante una década.

La energía limpia se fomentaría con créditos fiscales para la compra de vehículos eléctricos y la fabricación de paneles solares y turbinas eólicas.

Además, habría reembolsos de energía para el hogar, fondos para la construcción de fábricas de tecnología de energía limpia y dinero para promover prácticas agrícolas respetuosas con el clima y reducir la contaminación en las comunidades minoritarias.

Por otro lado, mediante una propuesta de la senadora demócrata por Arizona, Kyrsten Sinema, se buscará combatir la sequía en el oeste del país con cerca. Cerca de $4 mil millones de dólares estarían dirigidos hacia dicho objetivo.

La senadora demócrata por Arizona, Kyrsten Sinema, impulsó un punto del proyecto de ley que buscará combatir la sequía en el oeste del país. Foto de enero de 2022.
La senadora demócrata por Arizona, Kyrsten Sinema, impulsó un punto del proyecto de ley que buscará combatir la sequía en el oeste del país. Foto de enero de 2022. © Scott Applewhite / AP

Según los demócratas, la Ley de Reducción de la Inflación ayudaría a bajar en un 40% las emisiones contaminantes del país desde la actualidad y hasta 2030.

En términos de salud, el proyecto de ley limita a 2.000 dólares anuales los gastos de bolsillo en medicamentos para adultos mayores afiliados a Medicare, un programa de cobertura de seguridad social administrado por el gobierno de Estados Unidos.

Además, busca ayudar a 13 millones de personas a pagarse un seguro médico.

Por otro lado, refuerza la aplicación de impuestos para las corporaciones y para las personas más ricas del país. Por ejemplo, los demócratas proponen un impuesto mínimo del 15% a las compañías con beneficios superiores a los mil millones de dólares que ayudaría a financiar el paquete.

¿Qué quedó por fuera? 

El proyecto de ley aprobado en el Senado contempla una décima parte del presupuesto de la propuesta inicial de Biden. Al mismo tiempo, varias de sus puntos quedaron por fuera.

Algunas de ellas son: el nivel preescolar universal, el permiso familiar remunerado y la ampliación de las ayudas para el cuidado de los niños.

Los demócratas tampoco pudieron reunir los votos necesarios para poder limitar los costos de la insulina a 35 dólares en el mercado de seguros de salud privados.

AP/ Reuters/ EFE/

Artículos sugeridos