Jezabel se estrena en los cines venezolanos el próximo 11 de agosto

CARACAS.- Faltan pocos días para el estreno de Jezabel. El filme, dirigido por Hernán Jabes, llegará a las salas de cine venezolanas el jueves 11 de agosto. La cinta está basada en la novela homónima de Eduardo Sánchez Rugeles.

La historia sigue a Alain Barral, que parece tener un trabajo estable y una vida cómoda; sin embargo, su mente se encuentra anclada al pasado, en el que siempre están presentes sus tres amantes del colegio: Cacá, Loló y Eli. Con ellas tuvo rutinas sibaritas, llenas de excesos sexuales, fiestas y sustancias ilícitas, en lo que parecía ser una vida sin rumbo, a pesar de las “buenas calificaciones”. Entre esos recuerdos, Alain no supera la muerte de Eli. Y en su presente nostálgico aparece Salvador Grasso, un periodista que remueve ese pasado y se propone esclarecer un asesinato, mientras se enamora de Alain, a la par que encuentra pistas reveladoras.

La versión cinematográfica de la obra de Sánchez Rugeles, que pertenece a la serie de novela negra de la editorial Vértigo, está a cargo de Hernán Jabes (Piedra, papel o tijera) y de Adrián Geyer como productor, para AG Films, y es protagonizada por Gabriel Agüero como Alain Barral, Eliane Chipia como Eliana Bloom, Shakti Maal como Carmen Casas, Johanna Juliethe como Lorena López y Erich Wildpret como Salvador Grasso.

En la película también actúan Diana Volpe como Nina Mathinson, Armando Cabrera como el padre de Loló, y María Conchita Alonso como la madre de Alain. La dirección de fotografía es de Gerard Uzcátegui y la dirección de arte de Alfredo Correia, mientras que la música es del maestro Tomás Barreiro y temas de la banda venezolana Famasloop.

Sobre esta versión cinematográfica de su obra Sánchez Rugeles opina que es una película que no deja a nadie indiferente. “Yo diría que es una historia sobre la memoria y el olvido, sobre aquello que, por mecanismo de defensa, elegimos olvidar pero que no puede borrarse”, comenta el autor de la novela. “Mi colaboración con Hernán Jabes, director del filme, fue fluida, espontánea y lúdica. Para concebir la historia, visualmente, hablamos mucho de ese futurismo decadente de una Venezuela de 2033, comentamos la oscuridad que requería el filme y su paleta de colores. Y allí todo el mérito sobre ese paisaje siniestro y ominoso es obra de Gerard Uzcátegui, nuestro director de fotografía. Hernán, sin duda, le dio las instrucciones, pero él hizo el trabajo”, agrega.

Jezabel

“Para mí Jezabel habla de impunidad, de poder y dominio, de engaño, de maldad”, comenta el director del filme Hernán Jabes. “Es una película que carece de moralismos y censuras, que levanta la alfombra que oculta el sucio y lo muestra, en un ejercicio que nos pone un espejo como sociedad”, sigue el director.

“El sexo en Jezabel es usado por Alain como un elemento de poder, y además representa el despertar sexual como un acto de rebeldía salvaje y lujuria. Creo que la película genera discusión en esta época de hipocresía social, hoy que estamos en la construcción de una nueva moral que todo lo ‘cancela’, donde todo es juzgable. Cuando estamos tan encandilados por la luz de una sociedad que te vende todo tan maravilloso, nada ilumina. En cambio, en una historia tan oscura como esta, una pequeña chispa ilumina todo”, agrega Jabes.

EN/

Artículos sugeridos