Erdogan y Putin acuerdan pago del gas ruso en rublos durante reunión en Sochi

SOCHI, Rusia.- La reunión de ambos mandatarios se realizó en Sochi y duró unas cuatro horas. En ella se trataron temas como el cumplimiento del acuerdo de exportación de granos firmado con Ucrania y la situación en Siria, zona de combate activa para Turquía y Rusia.

«Desde el punto de vista de Turquía, Rusia desempeña un papel especial en la arena mundial». Nadie pensaba escuchar estas palabras pronunciadas por el presidente turco desde la «reapertura» de las relaciones entre Rusia y Turquía.

El derribo de un avión militar ruso operativo en Siria en 2015, por parte del Ejército turco, llevó las relaciones entre ambas naciones a su punto más bajo.

Hoy, en un contexto diferente, y con dos frentes de combate activos en Ucrania y en Siria, Moscú y Ankara estrechan relaciones.

Y es que el presidente turco Recep Tayyip Erdogan visitó a su homólogo ruso, Vladimir Putin, en su residencia de Sochi. Este representa el segundo encuentro entre ambos en menos de un mes.

Los temas sobre la mesa fueron la aplicación de los acuerdos sobre la exportación de cereales, la situación en Siria, Ucrania y Libia.

Erdogan se hizo acompañar por sus ministros de Exteriores, Defensa, Comercio, entre otros. En más de una ocasión, el jefe de Estado turco ha manifestado su voluntad de mediar en el conflicto ruso-ucraniano.

El acuerdo de exportación de granos ucranianos

En este sentido, el jefe del Kremlin se manifestó positivamente sobre la participación de su homólogo en el acuerdo para el movimiento de los cereales ucranianos.

«Con su participación directa y con la mediación del secretariado de la ONU se solucionó el problema vinculado con los suministros de cereal ucraniano desde los puertos del mar Negro», dijo.

«Los suministros ya comenzaron. Le quiero dar las gracias por ello y porque, al mismo tiempo, se adoptó una solución conjunta sobre el suministro ininterrumpido de alimentos y abono ruso al mercado mundial», recalcó Putin.

Un equipo de inspección revisa el buque de carga Razoni, que partió de Ucrania con bandera de Sierra Leona con alrededor de 26.000 toneladas de maíz. El navío superó la inspección en Estambul acordada entre Kiev y Moscú para reanudar las exportaciones de granos y cereales ucranianos pese a la guerra en curso. En la costa del noroeste de Estambul, el 3 de agosto de 2022.
Un equipo de inspección revisa el buque de carga Razoni, que partió de Ucrania con bandera de Sierra Leona con alrededor de 26.000 toneladas de maíz. El navío superó la inspección en Estambul acordada entre Kiev y Moscú para reanudar las exportaciones de granos y cereales ucranianos pese a la guerra en curso. En la costa del noroeste de Estambul, el 3 de agosto de 2022. © Ministerio de Defensa de Turquía/Vía AFP

En la declaración conjunta, ambas partes abogaron por el “pleno cumplimiento” de los acuerdos de Estambul, para que Rusia pueda exportar “sin obstáculos” su grano y abono.

Uso del rublo como moneda común para los negocios

Uno de los puntos más importantes de la reunión fue el abono parcial en rublos a Moscú por el gas proporcionado por Rusia. Un movimiento que puede fortalecer la moneda rusa en un momento en el que las sanciones occidentales apuntan contra ella.

Según el viceprimer ministro ruso, Alexandr Novak, ambas naciones están “pasando gradualmente al pago en la divisa nacional. Parte de los suministros se pagarán en rublos. Esto es, efectivamente, una nueva etapa que abre nuevas posibilidades».

Rusia suministra anualmente a Turquía unos 26.000 millones de metros cúbicos de gas.

Según Vladímir Putin, «el Turkish Stream, a diferencia de todas las demás rutas de nuestros suministros de hidrocarburos, funciona correctamente, de manera dinámica, sin fallos (…), se ha convertido en una de las principales arterias de abastecimiento de gas ruso a Europa”.

Puntualizó además que «los socios europeos deben estar agradecidos a Turquía porque garantiza el tránsito fluido de nuestro gas» a ese mercado.

Puntos de convergencia

Varios fueron los puntos en los que ambos presidentes mostraron sintonía.

No sería la primera vez que el presidente turco se muestra dispuesto a mediar por el fin del conflicto ruso-ucraniano. Fue uno de los temas sobre la mesa, pero esta vez con el éxito, que, hasta el momento, ha representado el acuerdo de exportación de granos salido de Ankara.

Ambos confirmaron su disposición de trabajar juntos contra las organizaciones terroristas en Siria. Un terreno bélico activo en el que las dos naciones tienen objetivos planteados.

Según medios de prensa, Erdogan intenta conseguir el visto bueno de Putin para una nueva operación militar turca en el norte de Siria contra las milicias kurdas, las Unidades de Protección Popular (YPG). Tema clave en la última cumbre celebrada junto al mandatario ruso y el presidente iraní, Ebrahim Raisi, el 20 de julio pasado en Teherán.

En aquella oportunidad, Putin se pronunció claramente en contra de las actividades de «fuerzas externas» en Siria y abogó por restablecer la autoridad de Damasco sobre todo el territorio.

Complacencia entre ambos dignatarios

«Nuestra reunión (…) abrirá una página muy diferente en las relaciones turco-rusas», aseguró Recep Tayyip Erdogan en comentarios difundidos por la televisión turca, a la vez que resaltaba que las conversaciones sobre Siria traerían “un nuevo alivio a la región”.

Estos comentarios ratifican el éxito, a visión de ambas partes, del encuentro, que duró unas cuatro horas.

Por su parte, Putin elogió a su homólogo, considerando «muy importante» el acuerdo de granos, a la vista de los graves problemas que afrontan muchos países debido a la interrupción de la exportación de grano de Ucrania y Rusia.

La reunión entre ambos se sucede en un complejo contexto internacional, en el que la falta de exportaciones por parte de Ucrania, uno de los principales productores de cereales del mundo, cesó sus actividades debido a la invasión rusa.

En este sentido, el mundo se ha visto a las puertas de una crisis alimentaria mundial, debido también a la falta de exportaciones rusas, sancionada por la agresión en curso.

EFE/ Reuters/

Artículos sugeridos