Papelón: Vigilante es asesinado a golpes y puñaladas luego de dar muerte a ladrón de finca

Miguel Enrique Villavicencio.- Un vigilante mató de un disparo de escopeta a un adolescente que supuestamente ingresó a robar a una finca en compañía de otros sujetos, y luego estos mismos delincuentes en un acto de venganza dieron muerte a golpes y puñaladas al celador.

Este hecho de sangre se produjo la noche de este martes en una finca ubicada en el caserío Moritas, jurisdicción del municipio Papelón.

El vigilante asesinado respondía al nombre de Max Benito Pérez (71) con domicilio en el sector antes mencionado.

En tanto, el presunto delincuente que fue dado de baja durante el robo a la finca, fue identificado como Oswaldo José C.R., de 17 años de edad.

Según la versión policial, la noche de este martes cuatro sujetos ingresaron a la finca a robar.

En pleno hecho, los ladrones fueron sorprendidos por el vigilante, quien decide encararlos y  efectúa un disparo con una escopeta logrando herir mortalmente al adolescente.

Al ver a su compañero de fechorías muerto, el resto de los ladrones reacciona contra el vigilante, al percatarse que este aparentemente se había quedado sin municiones (cápsulas).

Se indicó que los antisociales le propinaron golpes y puñaladas al trabajador de la finca, que le causaron la muerte. Luego estos sujetos se apoderaron de una bicicleta tipo montañera y del arma de fuego del vigilante.

Foto ley: El presunto ladrón dado de baja por el vigilante de la finca

Al tener conocimiento de este caso, en el sitio se presentó una comisión de la Coordinación de Investigaciones de Delitos Contra las Personas del Cicpc Delegación Municipal Guanare, para recabar evidencias de interés criminalístico y además proceder al levantamiento de los dos cadáveres.

Los dos occisos fueron llevados por la misma comisión detectivesca hasta el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) en Guanare.

La necropsia reveló el trabajador de la finca murió a causa de las puñaladas y salvaje golpiza que recibió, mientras que el adolescente presentó múltiples impactos por perdigones en el abdomen.

Artículos sugeridos