Venezolanos sobrevivientes de accidente en Nicaragua abandonan albergue ante amenazas de deportación

MANAGUA.- El diario La Prensa de Nicaragua denunció este miércoles que los venezolanos que sobrevivieron a un accidente de autobús en ese país centroamericano, fueron amenazados por la Policía dependiente de la Alcaldía de Estelí, afín al gobierno central de Daniel Ortega, y que fue cerrado el albergue donde se encontraban.

De acuerdo con la información recabada por el medio, funcionarios solicitaron a los venezolanos que abandonaran un albergue que se instaló cerca del hospital San Juan de Dios. Algunos heridos siguen recibiendo atención médica en ese centro de  salud.

Cerrado albergue para venezolanos

El albergue fue iniciativa de un sacerdote, a quien amedrentaron por supuestamente incurrir en ilegalidad.

«Aunque ni la Alcaldía de Estelí ni otras entidades estatales garantizan las condiciones básicas para que los venezolanos sobrevivientes y familiares de las victimas del accidente del bus que la semana pasada se precipitó a un abismo en la cuesta La Cucamonga, la policía intimida y amenaza a algunas personas que intentan ayudarlos», destacó La Prensa de Nicaragua.

Añadió que policías les dijeron a los venezolanos que de seguir en el lugar «en cualquier momento» llegarían agentes de migración para deportarlos, por lo cual abandonaron el lugar.

Trasladados a un hostal gracias a la solidaridad de una lugareña

Una venezolana entrevistada por La Prensa indicó que afortunadamente una lugareña decidió ayudarlos.

«Gracias a Dios, una señora nos trasladó a un hostal y está pagando todo», dijo la venezolana, quien espera que den de alta a una de sus acompañantes para continuar el viaje hacia Estados Unidos.

Otros afectados indicaron sentirse temerosos de que se concreten las amenazas de deportación, pese a que pagaron la multa de 150 dólares que se exige en Nicaragua por entrar a ese país.

Esa multa otorga solo 72 horas para transitar por territorio nicaragüense. Sin embargo, los venezolanos destacaron que su retraso no se debe a su voluntad sino al accidente en el que 15 venezolanos y 1 nicaragüense perdieron la vida. Al menos otras 60 personas resultaron heridas y perdieron sus pertenencias y documentos de identidad.

Además, algunos de los afectados que permanecen en Nicaragua están a la espera de que se confirmen las repatriaciones de los cuerpos de sus parientes.

LPN/ EN/

Artículos sugeridos