Primer cargamento de cereales ucranianos llega a las costas turcas

ANKARA.- El primer cargamento autorizado de cereales ucranianos desde el inicio de la invasión rusa llegó el martes por la noche a la costa norte de Estambul, en el mar Negro, en aplicación de un acuerdo firmado entre Kiev y Moscú para tratar de aliviar la crisis alimentaria mundial.

El buque de carga «Razoni», que partió de Odesa el lunes con 26.000 toneladas de maíz destinadas a Líbano, debe pasar la noche anclado en alta mar.

El miércoles será inspeccionado por un equipo internacional en la entrada del Bósforo antes de seguir su camino, precisó el Ministerio turco de Defensa.

La reanudación de las exportaciones es el resultado del acuerdo firmado el 22 de julio en Estambul entre representantes de Rusia, Ucrania, Turquía y Naciones Unidas para desbloquear los puertos ucranianos y aliviar los mercados agrícolas.

Según los fotógrafos y videógrafos de la AFP, apostados en la orilla, el barco, de más de 186 m de eslora, se podía ver desde la costa poco antes de las 19H00 horas locales (16H00 GMT).

El portavoz del secretario general de la ONU, Stephane Dujarric dijo que esperaba «más salidas mañana».

A su vez, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski sostuvo que esperaba más «regularidad». «Cuando un barco sale de un puerto, otros deberían estar esperando su turno, siendo cargados o llegando a un puerto», indicó.

16 «esperan su turno»

Según Kiev, otros 16 barcos con cargamento de cereales «esperan su turno» para zarpar de Odesa, una ciudad portuaria clave que, antes de la guerra, concentraba el 60% de la actividad marítima del país.

El pacto sellado en Estambul prevé la puesta en marcha de corredores seguros para permitir la circulación en el mar Negro de navíos mercantes.

Rusia y Ucrania son grandes potencias agrícolas y su trigo, maíz y girasol, en particular, abastecen el mercado mundial.

Se calcula que entre 20 y 25 millones de toneladas de granos han estado bloqueadas en los puertos ucranianos desde el inicio de la invasión el 24 de febrero, lo que disparó los precios.

Un convenio parecido firmado en el mismo momento garantiza también a Moscú la exportación de sus productos agrícolas y fertilizantes, a pesar de las sanciones occidentales.

Evacuaciones en Donetsk

En el terreno, las fuerzas rusas continúan bombardeando ciudades ucranianas en las zonas del frente.

Kiev informó que se empezó a evacuar de forma obligatoria la región oriental de Donetsk, en el centro de la ofensiva rusa, después de que Zelenski pidiera abandonar la zona a las 200.000 personas que todavía se cree que permanecen allí.

La vice primera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, dijo que un tren con «mujeres, niños, personas mayores, mucha gente con movilidad reducida» llegó a la ciudad de Kropivnitski, en el centro del país, el martes por la mañana.

(Lea también: Equipo de Petro dice que recibe un país con déficit fiscal «crítico»)

Más de 130 personas fueron evacuadas de la región de Donetsk, señaló el gobernador Pavel Kyrylenko.

El objetivo es que los residentes estén fuera de la zona antes de la llegada del frío invernal, ya que las tuberías de gas para las calefacciones han sido cortadas, según las autoridades.

En el sur del país, el jefe de la administración militar de Kryviy Rih, Oleksander Vilkul, informó en Telegram de la muerte de dos civiles que iban a bordo de un microbús para salir de la región de Jersón, controlada por Moscú.

Además, la ciudad de Mikolaiv (sur) fue de nuevo «bombardeada de forma masiva» la madrugada del martes. Según el alcalde, los ataques dañaron el dormitorio de la universidad.

El edil también dijo que 403 personas habían muerto en la región desde el inicio de la invasión, pero que esperaba que la contraofensiva reduciría los bombardeos.

Mikolaiv es el mayor núcleo urbano controlado por Ucrania cerca de las líneas del frente en la región de Jersón, donde el ejército ucraniano ha lanzado una contraofensiva para recuperar el control del territorio costero de importancia económica y estratégica.

Dmytro Butriy, jefe de las autoridades ucranianas en Jersón, dijo el martes que hasta ahora se habían recuperado 53 localidades bajo control ruso.

La artillería es decisiva en este conflicto, en el que los ejércitos ucraniano y ruso buscan desgastar a las fuerzas enemigas a golpe de municiones.

Estados Unidos, principal apoyo de Ucrania, anunció el lunes el envío de un nuevo paquete de armas por un valor de 550 millones de dólares, que incluirá municiones para los lanzamisiles HIMARS y 75.000 obuses de 155 mm.

Hasta el momento, Washington ha suministrado una ayuda militar de más de 8.000 millones de dólares.

En Rusia, la Corte Suprema designó este martes al regimiento ucraniano Azov, famoso por haber defendido la ciudad de Mariúpol, como «organización terrorista», lo que podría dar lugar a procesos contra los combatientes hechos prisioneros por las fuerzas rusas.

AFP/

Artículos sugeridos