Maduro y la aeronave retenida en Argentina: «Por mandato de Estados Unidos nos quieren robar el avión de Conviasa»

CARACAS.- El presidente Nicolás Maduro criticó la solicitud que hizo el gobierno de Estados Unidos a Argentina de que le permita confiscar un avión venezolano-iraní retenido en ese país, por posibles vínculos con el terrorismo internacional.

“Por mandato de Estados Unidos nos quieren robar el avión de Conviasa que está en Argentina. Ahora pretenden robarnos el avión como nos robaron el oro en Londres, como nos robaron Citgo. Ahora pretenden robarse el avión que le pertenece a Venezuela», dijo en un acto con emprendedores.

Esta es la primera vez que Maduro se refiere a la aeronave retenida desde el 13 de junio y que permanece bajo la custodia de la justicia federal bajo investigación.

“En ella se lleva ayuda humanitaria a países del Caribe. Estaba dedicado a llevar ayuda humanitaria a África. El avión con el que traemos la medicina de China, Rusia, India, el avión que cumplía una función primordial en la vida humanitaria de Venezuela está secuestrado y pretenden robarnos”, insistió Maduro.

En un comunicado emitido el Departamento de Justicia de EE UU, el asistente al fiscal general Matthew Olsen, de la División de Seguridad Nacional, defendió que «no se tolerará transacciones que violen las leyes de exportación y las sanciones» de EE UU.

Según la justicia, el avión está sujeto a sanciones, ya que su transferencia por parte de la empresa iraní Mahan Air a Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), viola las leyes de exportación de Estados Unidos.

Retenido en Argentina

La aeronave permanece estacionada en un hangar del aeropuerto internacional de Ezeiza -en las afueras de Buenos Aires– y su carga de autopartes fue revisada tras su llegada.

El avión ingresó en Argentina el pasado 6 de junio procedente de México, haciendo escala en Venezuela, presuntamente para trasladar cargamento a una empresa automotriz, y dos días después despegó para ir a Uruguay a cargar combustible, pero aterrizó nuevamente en el aeropuerto argentino de la localidad bonaerense de Ezeiza porque el país vecino no habilitó su aterrizaje.

Las petroleras argentinas no cargaron combustible al avión por temor a las sanciones de Estados Unidos y posteriormente, el 11 de junio, se difundió que el gobierno argentino había ordenado la inmovilización del avión.

Unos días después, un juez ordenó retener los pasaportes e impedir la salida del país de los miembros de la tripulación, quienes, por lo demás, tienen plena libertad de movimientos, al tiempo que incautó el avión para obtener más datos sobre la nave y qué hacían en Buenos Aires los integrantes del vuelo.

Al momento de la retención se ordenó investigar a los tripulantes – 14 venezolanos y 5 iraníes, debido a sospechas vinculadas con el anterior propietario de la aeronave, la compañía iraní Mahan Air a la que se le atribuyen nexos con el terrorismo y sobre la que pesan sanciones económicas de Estados Unidos.

EN/

Artículos sugeridos