Mi Palabra/ LA DAMA MEDIÁTICA

***Un hipócrita es un paciente,
en el doble sentido de la palabra:
calcula un triunfo y sufre un suplicio”
Víctor Hugo…

La reunión giraba en torno a la situación del país. Uno de los presentes, se le ocurrió nombrar a Carla Angola, haciéndose acreedor de una soberana repulsa y terminaron apabullándolo, como si había cometido un acto inmoral. El motivo para recordar a la mediática dama en el momento más álgido de la reunión, fue precisamente la distinción que exhibe en cada presentación en su programa mayamero, muy parecido a los implementados por el imperialismo para arremeter contra la Cuba de Fidel. La diferencia, el blanco: Nicolás Maduro.
Desde ese momento todo cambio. Olvidaron la situación del país, del cual tenían largo rato hablando, para meterse a reflexionar sobre el aparato mediático de los Estados Unidos, del cual la comunicadora Carla Angola, es una diminuta luz y de paso se ha venido extinguiendo lentamente, sin perder los arrebatos de adulancia, propios de estas personas, cuando inventan mentiras y no salen del mismo cuento, esperando los aplausos, como en la picada de una torta de cumpleaños.

Por momentos tocaron el comportamiento de esta dama en los medios, pero vino a colación otro comunicador de mucho éxito en la televisión venezolana: Renny Ottolina, quien siempre utilizaba un slogan muy llamativo para presentar un cigarrillo, como si está ofreciendo la cura contra el cáncer de pulmón ¡Inigualable, inimitable! Así, más o menos se presenta la Angola; tan engolada, que, si hacemos la comparación entre la conocida años atrás en un canal nacional y la de ahora en su nueva cuna, terminamos convencidos del por qué el imperialismo va de mal en peor. El presidente gringo, con serios problemas por la edad y la incapacidad y sus títeres haciendo muy mal el papel de payasitos, como dicen por ahí ¡Ni fú, ni fá!
Narciso Torrealba

narciso_t_29@hotmail.com

Artículos sugeridos