Anegadas familias del barrio Ezequiel Zamora por desbordamiento de caño en Río Acarigua

Yaxmin González Jiménez

ACARIGUA.- Familias del barrio Ezequiel Zamora de la población de Río Acarigua hicieron un llamado de auxilio a la Alcaldía del Municipio Araure tras sufrir la anegación de sus viviendas, como consecuencia del desbordamiento de un caño que atraviesa esta comunidad, por las constantes lluvias en la zona.

Mary de Lima, una de las afectadas, sostuvo que el problema con el caño Ezequiel Zamora ha sido denunciado en diversas oportunidades al gobierno municipal y no se ha hecho nada para evitar que se siga saliendo de su cauce.

Año tras año, el caño se desborda afectando a decenas de familias

“Si nos ahogamos es culpa de ellos (la alcaldía) porque ninguno se ha abocado a venir a atender esta problemática, salgan de la oficina y vengan a la comunidad a atender al pueblo, nadie del gobierno ha venido para acá, ni la alcaldesa ni el concejal electo por la parroquia. Al concejal lo conocimos en la campaña pasada y nos ofreció muchas cosas y hasta el sol de hoy no lo hemos vuelto a ver, mi casa sigue igualita, agrietada por todas pares, no nos ayudaron en nada”, expresó.

Por su parte, Leonardo Yépez, vecino del sector, señaló que están cansados de sufrir las consecuencias de las anegaciones que se vienen presentando desde hace unos dos años, debido a que no se han realizado los trabajos de embaulamiento en la parte de arriba del caño.

La comunidad pidió la ayuda de la Alcaldía de Araure para resolver el problema con el caño

-La gente se enferma por esa agua piche, a la señora Mary se le pudrieron los pies y tuvieron que gastar un poco de plata para curarla y nadie hace nada para solucionar esta situación, los consejos comunales bien gracias, como si nada, manifestó.

Yohana María Regalado, otra de las residentes del barrio, también se quejó porque el agua se les mete a las casas y pidió la ayuda de la Alcaldía de Araure. “Todos los años es el mismo problema, necesitamos que nos resuelvan esto. A mi niño le salieron unas pepas en los pies por estar chapaleando esta agua cada vez que crece el caño, vivo en una casa de barro que se nos moja por dentro y nos da miedo que se nos caiga”, apuntó.

Artículos sugeridos