Preguntas en segundo semestre

Lo que pasó en la policía de Guanare tiene varias lecturas. Pudiera ser la repetición de lo que pasó en Campo Lindo en el 2020, donde un pran, que en este caso ya fue juzgado y será trasladado a la cárcel para cumplir la sentencia, se ha negado a cumplir la orden judicial, y como dentro de esa comandancia, el arsenal que manejan los privados de libertad es mucho más grande que el de la policía estadal, se armó el zafarrancho. Los reclusos reclaman retraso procesal, mejoramiento de las condiciones de los calabozos, entre otros puntos. Lo cierto es que los heridos son oficiales y el silencio del gobierno es sospechoso. ¿La Fiscalía dirá algo? Por cierto, ruedan muchas informaciones en cuanto a lo que pudiera ser un grupo peligroso lo que se enquista en la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en hechos sospechosos que no terminan de aclararse como el “enfrentamiento” con el supervisor (CPBEP) Eliezer Montilla, cuyo vehículo donde andaba no presenta ningún tipo de perforación o algún indicio. Al titular de esta cartera le piden justificación de la trayectoria de quienes le rodean. Al jefe regional le gusta este tipo de servidores.

Primitivo Cedeño se va aislando más del PSUV, sin tomar en cuenta a la dirección regional, en las designaciones que ha venido haciendo en las últimas semanas, como la de su hijo y la de Cirilo Salas en el Central en Las Majaguas. Se mueve intensamente con Caracas y logró que del congreso de la juventud del PSUV de Barinas, Cojedes y Portuguesa, se hiciese en Guanare, pero la palabra empeñada en la alianza fabricada para impedir la victoria de Reinaldo Castañeda, el candidato de Wilmar Castro en las internas, con Hugbel Roa, Francisco Torrealba y Rafael Calles, está vuelta añicos. No cumplió el actual gobernador y cada día se le cierran más los accesos en Portuguesa, donde luce apagado en las últimas semanas, salvo su campaña de flayers y drones, y en Caracas, cada vez consigue menos. ¿Tendrá razón la gente que dice que los alcaldes Jóbito Villegas de Biscucuy, Valmore Betancourt, de Guanarito, Oswaldo Zerpa de Chabasquén y Carlos Barrios de Ospino, han hecho más en siete meses que el PSUV en 20 años de revolución?

Precedente peligroso: en días pasados fue detenido por los órganos de seguridad, el dirigente del PSUV Danny Orellana, conocido popularmente en el barrio acarigüeño, la Reja de Guanare como Gummy, La detención arbitraria que mantuvo por cinco días preso a Orellana, se produjo por la publicación de unos videos que tenían que ver con el pozo reactivado en el Parque Mano Nerio. Uno de ellos era sobre la colocación de una pluma en las adyacencias del pozo que desató la ira del alcalde Rafael Torrealba, quien de inmediato ordenó la captura del Gummy, imputándole delitos de instigación al odio y daño al patrimonio público. Lo más cumbre es que el imputado, ya en libertad con régimen de presentación cada 45 días, nunca participó en los hechos donde lo acusan. Solo compartió la información por las redes sociales. Como la cabra siempre tira para el monte, ¿será que a los del PSUV se les sale el demonio rojo del autoritarismo y del abuso del poder? Hay quienes creen que Torrealba es distinto, es más light, pero por las obras los conoceréis.

Al mejor estilo Jalisco, que si pierden arrebatan, son los operativos que vienen ejecutando el comisario “Rambo” Rumbos y el concejal Miguelito en Araure. Los funcionarios facultados por ley que también acompañan son cómplices de los abusos que cometen porque se quedan como en la cédula. El mandamás de la Alcaldía con licencia para todo es Miguelito, que no es el tamaño para las maniobras a las cuales está acostumbrado a protagonizar y tiene a monte a los licoreros y comerciantes de la localidad. ¿Tendrá algo que decir la emperatriz del estado, la verdadera alcaldesa de Araure, porque a su titular, le dicen María Ausente? Del sitio allanado en cuestión se llevaron más de 280 litros de licor, anotados en una agenda. ¿Tendrá voz el Fiscal Superior?

¿Qué será lo que nos pasa en la oposición? Yo siempre invito a reflexionar, porque tenemos en las manos, el camino, que son las elecciones primarias abiertas para todos y con todos y el pueblo que nos ha acompañado en casi todas las decisiones, absurdas o no, va a retomar el compromiso con la unidad y obligará a quienes no crean en ellas, a modificar su conducta o a convertirse en sedimento que se irá quedando en la playa del río. Lo digo, porque los actos que convocamos, de un lado o de otro, lucen vacíos. Hay que dejar la mezquindad, el sectarismo. Apoyar a quien nos visite y decirle el pensamiento de la provincia de que exigimos unidad. La verdad en la hora de la victoria, nos hará libres. Y Dios nos abrirá el Mar Rojo para que caminemos hacia la tierra prometida. Carajo, pónganse la mano en el corazón.

IVÁN COLMENARES

Artículos sugeridos