Vingegaard abraza la gloria en París al ganar su primer Tour y Philipsen se lleva la última etapa

PARÍS.- La 109° edición del Tour de Francia llegó a su fin tras la 21° etapa que inició en el estadio Paris La Défense Arena, al norte de la capital nacional, y finalizó con ocho vueltas alrededor de los Campos Elíseos, componiendo 116 kilómetros.

Con este trayecto quedó oficializado que Jonas Vingegaard es el nuevo ganador del campeonato de ciclismo más importante del mundo. El danés completó las 21 etapas a la perfección, con un nivel de solidez implacable y sin flaquear en ningún día.

El ciclista de 25 años coronó por primera vez en un Tour de France luego de ser subcampeón en la edición de 2021, secundando a Tadej Pogacar. Esta vez los papeles se invirtieron y el esloveno terminó escolta, dando inicio a una rivalidad de alto nivel que promete capítulos emocionantes para las próximas temporadas.

“Ya no puede pasar nada, realmente gané el Tour. Es simplemente increíble, nadie me lo puede quitar”, expresó Vingegaard. “Siempre me decía que podía pasar algo que me impidiera llegar, pero está hecho y estoy sentado con mi hija y mi esposa”, agregó.

El nuevo rey de la ‘grande boucle’ dijo que desea relajarse y celebrar, pero tiene puesto en mente regresar el año próximo a “la mejor carrera del mundo”. Les agradeció a los numerosos daneses que asistieron a la carrera y que lo animaron durante estas tres semanas.

Los miembros del Jumbo Visma acompañan a Jonas Vingegaard a cruzar la meta en París, Francia, 24 de julio, 2022.
Los miembros del Jumbo Visma acompañan a Jonas Vingegaard a cruzar la meta en París, Francia, 24 de julio, 2022. © Mantey Stephane / EFE

El corredor del Jumbo-Visma obtuvo la conquista del maillot amarillo al finalizar delante de Pogacar por 2:43 minutos. En tanto que también se marcha de Francia como el líder de la montaña redondeando 72 puntos, siete más que el alemán Simon Geschke.

Además, venció en dos jornadas, en El Granon (11°), cuando tomó la delantera en la general; y en Hautacam (18°), cuando empezó “a creer que la victoria era posible”.

Phillipsen, el vencedor de la etapa final

El belga se quedó con el último tramo del Tour de Francia gracias a un esprint furioso que no dejó dudas. Fue la segunda victoria (ya se había impuesto en la 15°, en Carcasona) del pedalista del Alpecin.

El joven de 24 años dijo que triunfar en París “es poner la guinda del pastel” a la competición. “El último kilómetro fue ideal para mí porque Dylan Groenewegen tuvo que esprintar antes de tiempo”, describió.

“Al comienzo del Tour tuve algunas decepciones, pero para concluir con dos victorias de etapa, incluida esta en los Campos Elíseos, el santo grial para los velocistas, es realmente genial”, cerró.

Bélgica fue el país que más ganadores aportó a este Tour de Francia. A las dos victorias de Philipsen se sumaron la contrarreloj inaugural de Yves Lampaert y las que ganó Wout van Aert en Calais (4°), Lausana (8°) y Rocamadour (20°).

La carrera de este domingo estuvo impregnada de colorido. Apenas iniciada, Van Aert, Pogacar y Vingegaard lanzaron un ataque a modo de exhibición para el público parisino y tuvieron tiempo de sacarse fotografías mientras rodaban.

A mitad de la jornada, los miembros del Jumbo-Visma brindaron con champagne y posaron juntos con los números de Primoz Roglic, Steven Kruijswijk y Nathan Van Hooydonck, los tres pedalistas que debieron abandonar el Tour.

Una vez que ingresaron al casco histórico de París comenzaron los ataques, sin que hubiese un líder claro y en un contexto que daba a entender que finalizaría con el show del esprint final.

Van Aert, maillot verde y supercombativo; Pogacar, mejor joven

El belga del Jumbo Visma consiguió llegar a París para rematar la clasificación por puntos que tenía asegurada hace varias etapas, pero que debía sellar en la capital de Francia. Van Aert, el ciclista más participativo del Tour, se quedó con el jersey verde gracias a 480 puntos que acumuló. Segundo en la categoría fue Philipsen, con 286.

En tanto que el sábado, el jurado de la organización había consensuado de forma unánime otorgarle el premio honorífico al “supercompetitivo” del Tour de Francia, resaltando sus cualidades para animar las jornadas y reconociendo su esfuerzo.

Tadej Pogacar y Wout Van Aert, de blanco y verde respectivamente, celebran a Jonas Vingegaard como nuevo campeón del Tour de Francia, París, 24 de julio, 2022.
Tadej Pogacar y Wout Van Aert, de blanco y verde respectivamente, celebran a Jonas Vingegaard como nuevo campeón del Tour de Francia, París, 24 de julio, 2022. © Guillaume Horcajuelo / EFE

Por su parte, Pogacar ganó por tercer año consecutivo el maillot blanco al mejor participante joven. El esloveno llegó a Francia con la ilusión de conquistar su tercer Tour al hilo, pero terminó siendo segundo.

“Este maillot no era el objetivo, pero al final estoy contento de la forma en la que se ha desarrollado el Tour. Estoy orgulloso de ser segundo y de las victorias que he conseguido”, dijo el ciclista del UAE Emirates, que se impuso en Longwy (6° etapa), la Super Planche des Belles Filles (7°) y Peyragudes (17°).

Ineos Grenadiers, campeón por equipos

La escuadra británica que cuenta con el colombiano Daniel Martínez finalizó líder de la tabla por equipos. El combinado compuesto por Gerain Thomas, Tom Pidcock, Adam Yates, Filippo Ganna, Jonathan Castroviejo, Luke Rowe y Dylan Van Baarle terminó 37:33’’ por delante de Groupama–FDJ.

Pese a la consagración, Ineos solamente pudo llevarse una etapa, pero fue en la mítica Alpe d’Huez, gracias a Pidcock. En tanto que también colocó a Thomas en el podio y a Yates en el Top 10.

El equipo que más triunfos obtuvo fue Jumbo Visma, gracias a las tres de Van Aert, las dos de Vingegaard y la restante del francés Christophe Laporte (19°, en Cahors). A eso se le suman ni más ni menos tres de los cuatro maillots en disputa.

Nairo Quintana, al top seis

El miembro del Arkea completó otra satisfactoria participación en un Tour de Francia, más allá de no haber podido disputar hasta el final la puja por el podio. El hombre de 32 años quedó en el sexto lugar de la clasificación.

“El premio más importante que me llevo es el amor de la gente”, expresó tras concluir la competencia. “Se preguntan de dónde salen tantos colombianos y no entienden por qué me apoyan a mi y no a otro”, agregó.

“Me voy muy contento, feliz, lo he dado todo, he dado el máximo. Este puerto reafirma que estamos en buena condición, que nos quedan buenos años”, remarcó. Por último, remató aseverando que debe prepararse fuerte para “seguir disfrutando, ganando y emocionando a la gente”.

Por su parte, Daniel Martínez (30°) integró los Ineos Grenadiers que vencieron en la tabla por equipos y cerró el Tour con una buena forma luego de una segunda semana para el olvido. Rigoberto Urán (26°), décimo el año pasado, tuvo un certamen gris y por debajo de las expectativas.

F24/

Artículos sugeridos