La candidata

La escritora y periodista de nacionalidad española, Elena Moya, publicó en 2015 la novela, La candidata, en la cual reflexiona sobre la importancia de las damas en la política y sobre todo, el papel ejercido por ellas en las altas esferas del poder. En todo el curso de la novela, la escritora no pierde la oportunidad para homenajear a la abogada y política, Victoria Kent Siano, una de las grandes damas de la política española, ejemplo de justicia, integridad y lucha. Kent fue la primera mujer que ocupó un cargo público en España, hecho acontecido durante la República

La candidata es una novela que detalla los prejuicios y dificultades a los que se tienen que enfrentar las mujeres al ocupar, o pretender ocupar, mantener o conseguir un puesto de poder. La novela profundiza sobre, qué supone para las mujeres el poder, qué las empuja a buscarlo, qué significa para ellas, para qué lo quieren y qué consecuencias tiene cuando lo consiguen. Isabel San Martín es una preciosa y encantadora dama, ministra de Economía y principal candidata por su partido en unas elecciones generales. Por el camino perderá y ganará muchas cosas, y personas.

La obra literaria refleja los paralelismos entre la vida de San Martín y la de Kent, las cuales, solo al final, tomarán un rumbo diferente. Dice la periodista que, en la soledad de su despacho, la candidata a la presidencia, Isabel San Martín, ultima los preparativos para la contienda electoral, dos días antes de las elecciones generales. Su labor como ministra de Economía y algunas de las iniciativas que ha llevado a cabo durante el desempeño de su cargo le han dado credibilidad y se postula como la favorita en las encuestas.

Sobre el escritorio del despacho de la ministra, permanece un volumen encuadernado en piel, contentivo de las memorias de Victoria Kent, una de las mujeres que cambió el mapa político de España y una de sus principales fuentes de inspiración. Isabel quiere ganar la jefatura de gobierno para ayudar a la ciudadanía, poniendo especial énfasis en el apoyo a las mujeres. Sin embargo, deberá hacer frente a múltiples problemas -entre ellos una misteriosa caída de la deuda pública que puede llevar a España a un rescate económico- cuarenta y ocho horas antes del recuento de votos.

En el calor de la campaña electoral, Isabel comprenderá que son muchos los intereses creados, que sus enemigos no se la van a poner fácil y además tendrá que lidiar con una crisis personal: su marido, Gabino, la ha dejado después de veinte años de matrimonio y se lo ha dicho por teléfono en el que será un fin de semana crucial para ella y para todo el país. ¿Qué hacer cuando tu vida personal se desmorona?, pregunta un biógrafo de Elena Moya. En situaciones de máxima tensión, ¿Qué es más importante: el poder, los principios, la familia o el amor? Por sus trabajos literarios hablando de verdades políticas, Elena Moya está vigente en el panorama literario español con una cruenta historia sobre el papel de la mujer en las esferas de poder, las dificultades a las que se enfrenta, la renuncia, el sacrificio y juega a desgranar el verdadero significado de la ambición y el poder.

“La candidata es una obra visionaria que nos adentra en el mundo del poder y las finanzas, y que reconstruye la personalidad atrayente de Victoria Kent, una de las grandes damas de la política española, todavía incomprendida e injustamente ignorada” escribe el poeta y escritor Eduardo Mendoza sobre la trayectoria de Victoria Kent. Luego agrega: “es una novela excepcional cuya lectura se hace necesaria hoy más que nunca… Una fábula inteligente y amena que se puede hacer realidad mientras se lee. ¡Brillante! Hay que leerla”.

¿Está España preparada para una candidata o posible jefa de gobierno?, es una pregunta que se hacen muchos críticos de la política ante el cansancio electoral de la población frente a los candidatos masculinos, responsables, en su mayoría, del desprecio de los electores por la democracia.

La misma pregunta podríamos hacérnosla nosotros ¿Está Venezuela preparada para tener una presidenta como Jefa de Estado y de Gobierno? Estoy convencido de que nuestro país está maduro, políticamente, para proponer y aceptar que una mujer alcance, la única rama del Poder Público Nacional que hasta ahora se les ha hecho esquivo. Talento femenino, tenemos de sobra para ganar y conducir con éxito las riendas del país, es más, me atrevo a pronosticar que, con la llegada de una dama a la primera magistratura nacional, iniciaremos la erradicación de todos los vicios gubernamentales, comenzando por el flagelo de la corrupción administrativa.

NOEL ÁLVAREZ 
Noelalvarez10@gmail.com

 

Artículos sugeridos