Juez mexicano frena extradición a EEUU del capo del narcotráfico Caro Quintero

CIUDAD DE MÉXICO.- El narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero no podrá ser deportado desde su país a Estados Unidos. Al menos, no de inmediato.

El Juzgado Séptimo de Distrito de Amparo en Materia Penal en el estado de Jalisco respondió de forma favorable a la demanda entablada por la hermana del delincuente, Beatriz Caro, quien alegó que el traslado ocurriría «sin que se haya seguido el procedimiento de extradición correspondiente de acuerdo al Tratado de Extradición entre México y Estados Unidos de América».

El magistrado respondió que el capo no podrá ser entregado a las autoridades del vecino país hasta que haya concluido primero el proceso de expulsión indicado. Por tanto, determinó que el hombre debe permanecer en la cárcel de máxima seguridad, al oeste de la capital mexicana, donde está retenido.

«Se concede la suspensión de plano para el efecto de que de no se ejecute y el interesado quede en el lugar donde se encuentre», indicó la resolución del juez.

La suspensión estará vigente hasta que se resuelva a fondo el juicio de amparo, con una duración aún indefinida.

Caro Quintero, de 69 años, fue detenido por La Armada de México el pasado viernes 15 de julio, en Sinaloa, noroccidente del país, en medio de una operación con un alto costo, ya que un helicóptero utilizado en la misión se estrelló y 14 militares murieron.

En ese momento, el Gobierno de Estados Unidos aplaudió el arresto y el fiscal general, Merrick Garland, reclamó su extradición de forma “inmediata”, solicitud que inició el sábado 16 de julio. Pero ahora ese pedido tendrá que esperar.

Ese tipo de procesos suelen ser de larga duración y su agilidad depende en gran parte de la voluntad política de los países, así como de los requisitos legales en los que pueda ampararse el acusado para ralentizar la deportación.

En el caso del exdirigente del cartel de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el proceso tardó un año.

Caro Quintero, el hombre más buscado por la DEA

El narcotraficante ha sido señalado como el más buscado por la Administración para el Control de Drogas (DEA), al ser considerado el presunto responsable de la tortura y asesinato de su agente Enrique ‘Kiki’ Camarera, ocurrido en 1985.

Por información que condujera a su paradero, la agencia estadounidense ofrecía 20 millones de dólares, la cifra más alta que la DEA había puesto sobre la mesa por la captura de un fugitivo.

Fundador del Cartel de Guadalajara, Caro Quintero fue uno de los principales capos en la década de 1980 y de los primeros en enviar droga a gran escala a Estados Unidos.

Los cargos por los que es reclamado en ese país están relacionados con delincuencia organizada, asociación delictuosa y secuestro y homicidio de un funcionario estadounidense.

Caro Quintero amasó una gran fortuna por sus actividades ilegales y fundó el cartel de drogas junto a Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, alias ‘Don Neto’.

Aunque las autoridades afirman que había vuelto a la vida delictiva, no tenía el mismo poder que hace más de 30 años cuando era uno de los principales traficantes de drogas hacia EE. UU.

AP/ EFE/

Artículos sugeridos