Encuentran en una botella el mensaje de un niño que falleció hace 15 años

MISSISSIPPI.- «Fue como una voz desde el cielo… una señal de que está velando por sus padres», dijo Billy Mitchell al portal USA Today sobre la botella con un mensaje que encontró mientras trabajaba en el río Yazoo de Mississippi, en Estados Unidos.

El hombre estaba junto a otros compañeros cuando le llamó la atención una botella verde abandonada en una barcaza. La tomó en sus manos y se dio cuenta de que tenía algo adentro, así que decidió abrirla.

Pese a la humedad, logró desdoblar el papel y en su interior encontró un texto con algunas palabras legibles, lo que le dio a entender que se trataba de un mensaje escrito por un niño.

Aunque intentaron descifrar lo que decía el documento, no lo lograron, solo consiguieron identificar que se trataba de un trabajo de clase de un pequeño del condado de Oxford, Mississippi, en 1989.

Con los pocos datos que consiguieron obtener, decidieron publicar el hallazgo en redes sociales para encontrar al dueño del mensaje. Pero nunca imaginaron que aquel hallazgo fuera motivo de felicidad para una familia.

El remitente del mensaje

El doctor Eric Dahl estaba en la iglesia cuando recibió una llamada, aunque nunca utiliza el teléfono si está en este recinto, decidió contestar porque estaba de guardia y pensó que se trataba de una emergencia.

Al otro lado de la línea, un conocido de Dahl le contaba del anuncio de la empresa de Mitchell en redes sociales. Fue así como se enteró de la existencia del mensaje escrito por su hijo, Brian Dahl, cuando tenía once años.

Brian nació en 1977 y fue el primer hijo del doctor con su esposa Melanie. En 1989, cuando tenía 11 años, su profesora de literatura hizo que cada estudiante escribiera sus datos con un mensaje personal y lo lanzara en una botella al río Little Tallahatchie.

33 años después, la botella de Brian fue encontrada en el río Yazoo y es, según su padre, un mensaje divino, pues su hijo falleció en 2007, a los 29 años.

«Es asombroso que haya sucedido. Fue un regalo de lo alto. Somos una familia de oración y esto es parte de la providencia de Dios», destacó el hombre, según referencia ‘Lexington Herald Leader’.

El hombre destacó que Billy Mitchell y sus compañeros le devolvieron a su hijo, pues ver la carta fue como volver a tener a su hijo cerca. De tal forma que la familia Dahl planea encontrarse con Mitchell y los demás para agradecerles y recoger la botella.

«Ver que algo conecta a la gente al instante es algo hermoso, era típico de Brian unir a la gente. Es un testimonio de lo que es y fue», dijo el doctor del North Mississippi Regional Center.

GDA/ EN/

Artículos sugeridos