Rafael Narváez: Misión Independiente de la ONU debe pasar del diagnóstico de Crímenes de Lesa Humanidad a la solicitud de audiencia en la CPI

Miguel Enrique Villavicencio/GUANARE.- «Es el momento que la Misión Independiente de Determinación de los Hechos de la ONU, pase del diagnóstico sobre crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado venezolano, a la solicitud de audiencia ante la Corte Penal Internacional, con la finalidad de consignar el nuevo informe y exigir se firme el informe preliminar».

Así lo señalo el doctor Rafael Narváez, exparlamentario y abogado defensor en materia de Derechos Humanos y Civiles en el país, quien reiteró su exigencia a la Misión Independiente de Determinación de los Hechos del Consejo General para los DDHH de la ONU, en especial, a la alta comisionada Michelle Bachelet, para que se hagan presentes en la CPI y consignen el último informe ante la sala de cuestiones preliminares.

Opina que en este último informe se ratifica nuevamente el patrón de las graves violaciones a los derechos humanos y los crímenes de lesa humanidad por parte del régimen de Nicolás Maduro, como detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas de personas, ejecuciones extrajudiciales, torturas aplicadas con métodos horrendos que se comparan con la de los nazis, entre otras.

– De hacer caso omiso a esta exigencia – añade Narváez – sería crear expectativas muy lejanas de justicia internacional que pudieran agravar el dolor y sufrimiento de las víctimas y familiares de estos horrendos crímenes cometidos por el Estado venezolano.

Más adelante, fustigó la defensa de altos funcionarios del Estado en pretender lavarle el rostro a un sistema judicial penal politizado en todas sus estructuras, empezando por el Tribunal Supremo de Justicia hasta los tribunales ordinarios, los cuales siguen careciendo de automonía e independencia como lo establece la Constitución nacional y la Ley del mismo Poder Judicial.

Sostiene que el sistema de justicia siempre permitió la invasión de facultades y competencias.

«Muchos casos ordinarios fueron pasados a la justicia militar, al detener y procesar a ciudadanos civiles durante las manifestaciones. Esto vulneró a los jueces naturales y el debido proceso contemplado en el artículo 49 de la Constitución nacional, así como sus derechos y garantías consagradas en el ordenamiento jurídico venezolano», indicó.

También se refirió al daño irreparable causado a los derechos de los ciudadanos por la falta de separación de poderes, independencia y automonía, sumado a la falta de acceso a la justicia y el aniquilamiento de los DDHH establecido en el artículo 19 de la Carta Magna, así como el no cumplimiento de los convenios y pactos internacionales en materia de Derechos Humanos que fueron suscritos y ratificados por el Estado venezolano.

Destaca que el sistema de justicia por inacción
dio luz verde a los cuerpos  de seguridad y componentes que integraron el represivo y sin límites «Plan Zamora», que fue creado en el año 2017 por decreto presidencial para violar sistemáticamente los DDHH y cometer crímenes de lesa humanidad en contra de los venezolanos que salieron a manifestar su descontento con el régimen de Nicolás Maduro.

Narváez exigió a la alta comisionada para los DDHH de la ONU, Michelle Bachelet, insistir ante el nuevo fiscal de la CPI, Karim Khan, la firma definitiva del informe preliminar para que se inicie la investigación por Crímenes de Lesa Humanidad.

«El expediente está plagado de hechos, el informe de gestion dejado por la fiscal saliente Fatou Bensounda y esta última actualización del informe de la Misión Independiente de la ONU, son pruebas suficientes, por lo que no hay ningún tipo de excusas para actuar en lo inmediato», subrayó Narváez.

Artículos sugeridos