La unidad política y el compromiso de Acción Democrática en provecho de Venezuela

La unidad política en Venezuela no debe limitarse a que los partidos que representan el bloque democrático se enlacen alrededor de una causa en común. Es necesario el convencimiento colectivo de un valor general de adecuación y certidumbre en torno al cual estos grupos de representación se relacionen para luchar contra la dictadura y sus serviles alacranes.

La sociedad venezolana exige una correspondencia política que no se circunscriba a lo estrictamente electoral y que pueda abrir el camino hacia el restablecimiento del orden democrático y constitucional.

Cabe recordar, lo expresado por el profesor Luis Castro Leiva en 1998 desde el Congreso de la República, en ocasión de la conmemoración del 23 de enero, cuando llamó a los “ciudadanos representantes, políticos de profesión y oficio a construir un nuevo pacto político, análogo en cuanto a sus bondades de aquello que, en su momento representó para la nación el Pacto de Puntofijo”.

En tal sentido, desde Acción Democrática, pilar fundamental de la democracia venezolana y que acaba de cumplir gloriosamente 80 años de fundado, exaltamos la lucha de nuestros líderes fundadores contra la dictadura, la miseria, la represión, las mezquindades y la ignominia; demostrando el firme compromiso de dejar a un lado las intrigas personales, que tanto daño han causado a nuestro país, y dedicarnos a devolverle a la sociedad venezolana su libertad y esencia de ciudadanía.

Finalmente, no perdamos de vista que la política es soporte del despliegue humano. Sólo en la medida en que la misma sea «esencialmente» capaz de extender aspectos relevantes de los ciudadanos, es que resulta admisible su justificación como posibilitador del pleno desarrollo social.

ALDO ROJAS
www.derechopenalenlared.com
aldorojas@derechopenalenlared.com

Artículos sugeridos