TIP ANTICOMUNISTA/ Comunismo y cuarentena

Con la llegada del coronavirus y su respectiva cuarentena, en Venezuela se vive en un ambiente donde se respiran vestigios muy profundos de comunismo, así tenemos calles, avenidas y ciudades enteras desoladas, a oscuras, quedando todo bajo los designios del hampa, el “auxilio” y aprovechamiento militar. El aislamiento social le concede al comunismo el camino perfecto y abierto para que actúe a sus anchas, tome el control absoluto de las circunstancias y se incremente un excesivo abuso de poder.  

Someter a un pueblo a cuarentena bajo el dominio de un régimen comunista, es conllevar a entregarse, por mucho que se haya resistido, porque todo sopla a su favor haciéndose propicio a pretensiones totalitarias y hegemónicas, y de acuerdo a las medidas que se anuncien, se hacen restrictivas a las libertades y la vigilancia de sometimiento sobre la sociedad es mayor bajo el pretexto del coronavirus.

Llevamos 21 años continuos de sumisión y sufrimiento, y la llegada del covid-19 vino a caerle al régimen como un escudo para apalear la crisis actual, por citar un ejemplo con la destrucción de Pdvsa y sus refinerías, que acarrean una escasez de gasolina, por ende, la paralización del país y su producción agroalimentaria. En otras circunstancias, la población hubiese protestado ante este faltante, pero el llamado a confinamiento voluntario no se los permite.

Lamentablemente, sin combustible no hay producción ni distribución de alimentos. Se puede producir, de hecho se hace con mucho esfuerzo, pero si no hay combustible se frena todo y ello puede empujar a consecuencias lamentables, porque el régimen no tiene capacidad para abastecer lo más básico y no debe olvidarse que el hambre no tiene afinidad política. Pretender que la cuarentena los salvará por tiempo ilimitado, debido al encierro es una equivocación, por no decir una temeridad.       

Durante la cuarentena hemos visto como ha recrudecido la persecución política, no puede ser justificación el aislamiento para profundizar la violación de los derechos humanos, puesto que se han llevado a efecto varias privaciones ilegitimas de libertad, así como también acciones intimidatorias, como el lanzamiento del plan “furia bolivariana”, estrategias de amenazas contra quienes son considerados enemigos de la revolución. Según datos de Provea en lo que va de cuarentena se han registrado 34 casos de violación de DDHH y el Foro Penal contabiliza el arresto de 39 personas por razones políticas.

En ese sentido, la alta comisionada de Naciones Unidas para los DDHH Michelle Bachelet denunció que algunos gobiernos, refiriéndose al venezolano, han tomado medidas restrictivas para limitar la libertad de expresión, usando como excusa la pandemia. Al respecto dijo: “criticar no es un delito, sin embargo se han sancionados a periodistas por reportar escasez de insumos clínicos como mascarillas, respiradores, equipos y mal estado de los hospitales, así mismo, trabajadores sanitarios, enfermeras y médicos son perseguidos y reprendidos por decir que no tienen suficiente protección , también, gente detenida por hablar del coronavirus en las redes sociales”. Le preocupa sobremanera que las acciones de emergencia sean utilizadas para introducir cambios represivos y se prolonguen incluso cuando termine la cuarentena. Así también vemos que a causa de la pandemia y el retorno de los venezolanos se violan los DDHH, por el mal trato que se les está dando, en condiciones de hacinamiento e insalubridad en escuelas, instalaciones deportivas, no cumpliendo las normas sanitarias internacionales para el caso.

Venezuela se encuentra con una economía quebrada y en banca rota, en condiciones precarias de salud, sin recursos para solventar la dramática situación y conocida la incapacidad para el manejo del covid-19 en manos de gente falsa no nos queda otra que rezar y pedirle a Dios, sin esperanza inmediata de que termine la cuarentena, porque fue extendida por 30 días, siendo esto un contrasentido del régimen, por una parte asegura que Venezuela es la pionera en prevención, pero por otro lado, prolongó el confinamiento, como estrategia de control y de evasión a la crisis económica, política y social.  

El comunismo se acentúa y crece sobre la tragedia y el desastre, a ellos no les interesa la subsistencia y vida de los venezolanos, sino el empeño de eternizarse en el poder, preservar sus privilegios en atención a alcanzar un avance del totalitarismo, porque sencillamente al salir de la cuarentena nos encontraremos con una Venezuela más deprimida, postrada, con mayores niveles de hambruna y necesidades, caldo de cultivo ideal para que se siga imponiendo y fortaleciendo los planes maléficos del modelo marxista, en especial el dominio sobre la apagada economía. Por todo ello, reitero que los regímenes comunistas no resuelven crisis, por el contrario las profundizan, ellos subsisten en el caos, para de esta manera consolidarse; por este motivo la cuarentena le llegó al régimen como anillo al dedo.

Ante este panorama, no debemos desaprovechar la presencia de los países aliados de la coalición internacional cercanas a nuestras costas para que la AN legitima solicite conjuntamente con la OEA y el Grupo de Lima, se de cumplimiento a lo estipulado en el TIAR y en el acuerdo de la Convención de Palermo, máxime cuando existen órdenes de capturas emitidas por el Departamento de Justicia de los EEUU y, de una vez por todas, se ponga punto final a esta situación nefasta y delincuencial  que afecta a nuestra nación.

Mantengamos viva nuestra esperanza, que la cuarentena nos sirva para no resignarnos y mucho menos rendirnos, sino para fortalecernos en la fe y esperanza, que sea motivo de mucho impulso espiritual para seguir luchando contra esta mafia que se apoderó de la nación causando una tragedia que es tiempo de subsanar. JORGE CÁRDENAS Jhcardenas55@hotmail.com 

Artículos sugeridos