Comunicado: CCIAA alerta sobre «coletazo» económico de la pandemia de Covid-19

ESPECIAL.- El gremio empresarial de la región hizo este martes, a través de un comunicado firmado por la presidenta de la CCIAA, Gioconda Rivas, una serie de consideraciones a propósito de la emergencia nacional por la pandemia de Coronavirus. El comunicado dice lo siguiente:

La Cámara de Comercio e Industrias de Acarigua-Araure, institución al servicio del sector productivo local y regional y, ante todo defensora de los intereses más sensibles de la colectividad portugueseña en general, le hace un urgente llamado a los organismos nacionales, regionales y municipales que rigen los destinos de la actividad económica en Portuguesa, para que juntos -sector privado y público- nos sentemos cuanto antes a diseñar una estrategia necesaria para enfrentar los coletazos que desde ya está generando en la economía regional, nacional y mundial, la pandemia del Covid-19 que afecta a toda la humanidad.

Esta Cámara considera que las decisiones adoptadas el pasado 22 de marzo por el gobierno de Nicolás Maduro obligan a la discusión y puesta en marcha, en nuestra entidad, de medidas complementarias que le permitan al sector público como al privado, hacerle frente a las serias dificultades presentes y, por sobre todo, al dramático escenario futuro que la pandemia está dejando en Portuguesa, en el país y en el mundo.

En esta hora delicada, los comerciantes e industriales del cono norte de Portuguesa no estamos pidiendo prebendas individuales, ni menos privilegios en relación al resto de los sectores de la vida nacional. Queremos, más bien, tenderles la mano a las instituciones municipales, regionales y nacionales, para juntos generar una fuerza superior a la que individualmente creemos tener, que nos permita hacerle frente a los efectos de la peor crisis sanitaria que el mundo ha padecido en décadas.

Desde el nivel central se nos ha pedido que no claudiquemos en nuestro esfuerzo por producir la comida y seguir generando los bienes y servicios que, sobre todo en esta hora difícil, necesita el país.

Y ese reto lo hemos aceptado. Pero, al mismo tiempo, pedimos condiciones justas que se adapten a las circunstancias actuales, y que bien podrían ser ejecutadas con celeridad por parte de nuestras autoridades municipales de Páez y Araure, y por el propio gobierno regional y hasta el nacional.

Entre esas medidas, de las que hoy urge el conglomerado productivo del cono norte de la entidad, están:

1.- La suspensión de los anticipos para el pago de impuestos municipales, que bien podrían ser honrados a futuro, de modo que se minimice su impacto en los ya comprometidos flujos de caja de las empresas locales.

2-. Una prórroga conveniente para la presentación de las declaraciones de impuesto de cualquier naturaleza, en particular las que dependen del nivel municipal y regional.

3.- La suspensión de todo proceso administrativo sancionatorio, que tenga por objeto el cierre total o parcial de los establecimientos comerciales por incumplimiento de deberes formales, por lo menos mientras dure la vigencia del citado decreto.

4.- La exoneración de manera parcial o suspensión, mientras dure el referido decreto nacional, del pago del impuesto municipal a las actividades económicas, sobre todo aquellas que han sido particularmente afectadas con la aplicación de las citadas medidas.

5.- El apoyo a todo el sector de la producción regional en la delicada materia del suministro de combustible, fundamental para garantizar el funcionamiento de toda la cadena agroproductiva.

La verdad es que ninguna de estas peticiones busca un trato preferencial para los comerciantes e industriales de Portuguesa, ni menos discriminatorio hacia el resto de la sociedad. Son, más bien, condiciones necesarias para seguir produciendo los bienes y servicios que requiere el país, y así sostener el mínimo de empleos de calidad que -aún bajo circunstancias complejas- la empresa privada está en condiciones de generar.

Otras regiones del país han dado en días recientes, en esta materia, un paso al frente. Por ejemplo, Nueva Esparta entera reconoce hoy el sacrificio que su…

Otras regiones del país han dado en días recientes, en esta materia, un paso al frente. Por ejemplo, Nueva Esparta entera reconoce hoy el sacrificio que su Ejecutivo regional y algunos gobiernos municipales han hecho, al decretar la exoneración del pago de algunos tributos, así como la paralización del incremento de la unidad tributaria estadal, todo por un lapso de 60 días, como una muestra de apoyo a los empresarios, comerciantes y a la ciudadanía en general, que se ha plegado a la cuarentena nacional originada por el Covid-19.

Una vez más, la Cámara de Comercio e Industrias de Acarigua-Araure extiende su mano a todos los sectores de la vida regional, en particular a las autoridades regionales y municipales, para juntos, cumpliendo con los lineamientos establecidos en el decreto de cuarentena nacional (distanciamiento social y lavado permanente de manos), podamos -más temprano que tarde- recoger los escombros de esta pandemia y seguir decididamente hacia adelante. Portuguesa y Venezuela, su gente, bien vale el esfuerzo.

Artículos sugeridos