Pese a lo dicho por Calles: Sala de aislamiento para el Covid-19 en el Casal Ramos aún no está operativa

Yaxmin González Jiménez

ACARIGUA.- Con la declaratoria de la emergencia en el sistema de salud venezolano, dictado el pasado 12 de marzo por el gobierno de Nicolás Maduro, se conformó una red de centros asistenciales denominados “centinelas”, para velar por el cumplimiento de los protocolos de atención epidemiológica a fin de combatir el Covid-19, sin embargo, el área de aislamiento del JM Casal Ramos no se encuentra acondicionada para recibir a los pacientes contagiados.

Aunque el gobernador Rafael Calles aseguró que las salas de aislamiento del Casal Ramos y del Miguel Oraá de Guanare se encontraban “totalmente operativas”, ayer lunes el personal de mantenimiento del nosocomio de Acarigua-Araure se observaba aún pintando y efectuando reparaciones eléctricas, entre otros trabajos, para preparar el área donde serían ubicadas las ocho camas de cuidados especiales para pacientes con síndrome respiratorio.

Entretanto, el director del Casal Ramos, Emilio Montilla aseguró que esta sala estaría totalmente culminada para este día miércoles y sostuvo que cuentan con el personal, equipos e insumos para atender a los enfermos. “Tenemos la disponibilidad para ocho camas, abogando porque el virus no nos visite en Portuguesa, pero de ocurrir estamos plenamente en capacidad de resolver la situación”, dijo.

El director del JM Casal Ramos, Emilio Montilla, aseguró que la sala de aislamiento estar{a lista el miércoles./FOTO: Jesús Fonseca

Comentó que se está trabajando de manera mancomunada con la red especializada ambulatoria y las alcaldías para hacer frente a la emergencia. “Los alcaldes de Páez y Araure pusieron a disposición cuatro ambulancias para el traslado, atendiendo los protocolos internacionales de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, en cuanto a la protección de bioseguridad, de los pacientes confirmados.

Señaló que mientras persista esta emergencia, por disposición del Ministerio para la Salud, se ordenó el reintegro de todo aquel que esté de vacaciones, tanto de médicos, enfermeros y personal de mantenimiento y saneamiento para atender la situación que pudiera presentarse.

El personal aún labora en la preparación del área donde hospitalizarán a los afectados por el Covid-19./FOTO: Jesús Fonseca

Montilla aseguró que el domingo fueron enviados a la región los kits con el material de bioseguridad, guantes, tapabocas, entre otros insumos necesarios para el manejo del coronavirus.

En otro orden de ideas, el director del Casal Ramos exhortó a la población a no hacerse eco de las redes sociales, “donde se da información errónea que es repetida una y otra vez creando desasosiego, intranquilidad, preocupación en la población” e insistió en dejar claro que en Portuguesa no hay casos registrados de contagiados con el Covid-19.

Cuatro ambulancias han sido dispuestas para el traslado de pacientes contagiados./FOTO: Jesús Fonseca

-El medicamento más importante es la prevención y si nosotros ya sabemos que hay que lavarse las manos, saber estornudar y toser para evitar que los gérmenes se esparzan, el saludo, las condiciones de higiene en la casa y evitar las concentraciones de personas, así como el uso de mascarillas, también hay que mantener la calma, el sosiego, la tranquilidad y permanecer en la casa.

Hospital desprotegido

En representación del gremio de enfermería del JM Casal Ramos, Melecio Díaz, le salió al paso a las declaraciones del director y aseguró que este centro asistencial no cuenta con los recursos necesarios para catalogarse de “centinela” y mucho menos para atender casos de coronavirus.

Melecio Díaz, en representación del gremio de enfermería del Casal Ramos, criticó las medidas que se han tomado./FOTO: Jesús Fonseca

-Quieren hacer un juego psicológico de que están metiéndole la mano al hospital porque pintaron algunas áreas de la fachada, cuando ni siquiera tienen la capacidad para dotar a los pacientes, visitantes y al personal que labora en este centro si algo tan simple como un tapabocas, pese a que es una de las medidas de la OMS para evitar el contagio, remarcó Díaz.

El representante gremial sostuvo que llama la atención que el gobernador Rafael Calles y todo tren ejecutivo junto a la milicia fueron dotados de mascarillas, mientras que a los 47 enfermeros del área de consulta se les dieron apenas 20 tapabocas.

Personal de la milicia custodia el centro asistencial./FOTO: Jesús Fonseca

“No nos negamos a trabajar en esta contingencia, pero también exigimos nuestros derechos porque no hay las condiciones mínimas para ejercer nuestra labor. No hemos visto tampoco los kit que están entregando en otros centros hospitalarios que son centinela y pretenden que nosotros vengamos toda la semana con el mismo tapabocas, no puede ser”, aseveró.

Artículos sugeridos