La Sundde exige a comerciantes “que le bajen dos” a especulación en precios de los productos

Yaxmin González Jiménez

ACARIGUA.- Al menos cien inspecciones a empresas y establecimientos comerciales de los municipios Páez, Araure y Guanare, ha desplegado la dirección regional de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) con el objetivo de frenar la «ola de especulación: que afecta a la ciudadanía portugueseña.

El nuevo director de la Sundde en Portuguesa, Demetrio Hernández, destacó que la idea de estas revisiones es hacer que las personas cumplan con la Ley de Costos y Precios Justos e hizo un llamado “a empresarios, comerciantes y a los revendedores a que le bajen dos a los precios. Se acabó la especulación, hay que ajustar los precios de acuerdo a lo que establece la ley”, aseveró.

Hernández indicó que 18 fiscales, junto a los “colaboradores que quieren trabajar por el pueblo” que adelantan tales inspecciones en los 14 municipios de la entidad, tienen prohibido recibir cualquier prebenda, a los fines de ir combatiendo actos de corrupción que han sido denunciados en gestiones anteriores.

“Si queremos hacer un trabajo beneficioso para todos, debemos evitar recibir ni siquiera un refresco. No va a faltar quien se los ofrezca, pero si tienen mucha sed, páguenlo, de manera de no tener la obligación de deberle absolutamente nada a nadie, para que así puedan actuar con libertad a la hora de sancionar o amonestar a cualquier infractor”, dijo.

Al hacer hincapié en que la Sundde no prevé controlar precios, el superintendente regional destacó que los mismos serán ajustados de acuerdo a lo que establece la ley. “Si tratamos de controlar precios, ocurre que simplemente comienzan a desaparecer nuevamente los productos de los anaqueles de los establecimientos y apareciendo en manos de los bachaqueros”, refirió.

En cuanto a las matriculas en colegios y universidades privadas, Hernández indicó que este organismo está atendiendo las denuncias de los afectados por los altos precios de las matrículas, no obstante, la decisión final y los correctivos corresponden al Ministerio de  Educación

Artículos sugeridos