CAIDV de Acarigua pide una “mano amiga” para seguir ayudando a personas con deficiencias visuales

Yaxmin González Jiménez

ACARIGUA.- “No hay peor ciego que el que no quiere ver” expresa un refrán popular, y así parecen actuar los organismos gubernamentales que permanecen indiferentes ante la serie de problemas que dificultan el funcionamiento del Centro de Atención Integral de Deficiencias Visuales (CAIDV) que atiende a niños, adolescentes y adultos de los municipios Páez, Araure, San Rafael de Onoto y Agua Blanca desde hace más de 30 años.

En ese afán de tratar de convencer a los entes del gobierno, tanto municipal como regional, para que vean la realidad que enfrentan las más de 70 personas que acuden a esta institución, su director, profesor Pedro Miguel Peralta, comentó que han sido miles las gestiones que ha realizado ante diversos entes, en busca de ayuda para solventar los problemas que se presentan.

Pedro Miguel Peralta, director del CAIDV Acarigua./FOTO: Jesús Fonseca

De los 33 años que lleva en funcionamiento el CAIDV, desde hace cinco carecen del servicio de agua. Pese a que han sido incontables las veces que han recurrido a la empresa Hidrosportuguesa, nadie sabe darles una respuesta sobre las razones por las que no les llega el vital líquido. “Que si es una manguera, una válvula por allá, una conexión por aquí, que si un codo o un tubo, que no tienen los recursos, son algunas de las excusas que nos han dado, pero el problema sigue presente”, expresó.

El agua que tienen almacenada en pipotes y un tanque, para la elaboración del Programa de Alimentación Escolar (PAE) y las labores de limpieza y riego de las áreas verdes, la obtienen mediante donaciones de una empresa fabricante de salsas y una planta de hielo que operan en las cercanías.

El agua que reciben en el CAIDV es donada por empresas cercanas./FOTO: Jesús Fonseca

Año tras año esta institución, creada para ayudar a personas invidentes o con deficiencias visuales, fue blanco de la acción delictiva y progresivamente se fueron llevando lámparas, cables, aires acondicionados, bombonas de gas doméstico y hasta las pocetas y lavamanos de los baños de damas y caballeros.

Peralta comentó, que apenas dos pocetas han podido ser restituidas, gracias a la donación hecha por la Escuela Técnica Industrial, toda vez que nunca recibieron ayuda de la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor ante la que recurrieron para reponer lo que les robaron.

Los baños fueron desmantelados por la acción del hampa./FOTO: Jesús Fonseca

Agregó que desde que el alcalde Efrén Pérez asumió su primer mandato en el municipio Páez han hecho peticiones “por escrito, verbales, en público y en privado para que colabore con el asfaltado de unos 200 metros de calle, desde la avenida Circunvalación Sur hasta la entrada del CAIDV, ya que la vialidad está llena de huecos y representa un peligro para las personas con deficiencias visuales que acuden a la institución a recibir apoyo para su integración plena a la sociedad.

Más de 70 personas con deficiencias visuales reciben atención en el CAIDV./FOTO: Jesús Fonseca

Han hecho -apuntó- informes, levantamiento topográfico y con el correr de los años, la excusa siempre ha sido la misma, no tienen recursos. Estamos pidiendo que esta calle, que pertenece a Acarigua, sea incluida en los planes de embellecimiento de cara a los 400 años de la ciudad.

Piden el asfaltado de la calle de acceso al centro de atención./FOTO: Jesús Fonseca

Artículos sugeridos