Gobierno sirio a punto de conquistar ciudad clave en provincia de Idlib

PARIS/AFP.- Las fuerzas gubernamentales sirias están a punto de tomar el control de una ciudad estratégica en la provincia de Idlib (norte), último bastión yihadista en Siria, tras semanas de bombardeos mortíferos que vaciaron prácticamente la ciudad de habitantes.

Las tropas gubernamentales, apoyadas por la aviación rusa, llegaron a las puertas de Maaret al Numan y cortaron, al norte de la ciudad, la estratégica autopista M5, que une Damasco y Alepo, las dos principales ciudades de Siria.

Este lunes se registraban intensos combates cerca de Saraqueb, situada directamente en la autopista M5, y cerca de un sector del oeste de la provincia de Alepo por el cual pasa la carretera, según el OSDH.

La ofensiva gubernamental provocó este lunes un importante éxodo. Un corresponsal de la AFP en el norte de la provincia de Idlib vio la llegada de los desplazados provenientes de Maaret al Numan.

Camionetas y tractores, cargados de colchones, tapices y utensilios de cocina, transportaban a mujeres y niños hacia zonas más tranquilas, según el periodista.

«Las fuerzas del régimen están en los alrededores de Maarat al Numan, la ciudad está casi sitiada», dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

En los últimos días, las fuerzas gubernamentales conquistaron una decena de aldeas y localidades situadas al norte y al este de Maaret al Nusman, indicó el OSDH.

Este lunes las tropas acentuaban la presión en el flanco oeste de la ciudad, agregó la fuente.

«Sobrevivir»

El diario sirio Al-Watan, favorable al gobierno, indicó que en la noche del domingo las tropas gubernamentales «cortaron» la autopista M5 entre Maaret al Numan y la ciudad de Saraqeb, más al norte.

La región de Idlib y territorios adyacentes en las provincias vecinas de Alepo, Hama y Latakia están dominadas por los yihadistas de Hayat Tahrir al Sham, la antigua rama siria de Al Qaida.

En los últimos meses, en esos sectores, el gobierno lanzó varias operaciones militares que le permitieron pequeñas conquistas territoriales, a pesar de las treguas acordadas que no se aplicaron.

Desde el comienzo de diciembre, 358.000 personas fueron desplazadas, en gran mayoría mujeres y niños, afirmó la ONU.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) condenó el domingo la escalada de violencia en el noroeste.

«Cada día miles de personas son forzadas a huir y efectuar un viaje peligroso sin poder resguardarse, con pocos alimentos y asistencia médica limitada», denunció el CICR en su cuenta Twitter.

«Ellos y sus hijos quieren sobrevivir», agregó la organización humanitaria.

La provincia de Idlib fue el teatro de una primera ofensiva de envergadura entre abril y agosto de 2019 que causó la muerte de un millar de civiles, indicó el OSDH.

Si el gobierno logra conquistar la vasta región de Idlib, habrá tomado el control de la casi totalidad de Siria, salvo las regiones controladas por los kurdos, por el ejército turco, en la zona fronteriza, o los grupos proturcos en el norte.

El conflicto sirio, desatado por la represión de manifestaciones en marzo de 2011, causó hasta el momento 380.000 muertos y millones de desplazados y refugiados.

Artículos sugeridos