Sistema de salud enfatiza atención a personas con discapacidad

ESPECIAL.- Los médicos calificadores preparados por el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) mantienen focalizada su atención en las personas con discapacidad, contando hasta esta semana con más de dieciséis mil beneficiados en territorio portugueseño.

Así se desprende del informe semanal manejado por la Dirección Estadal de Atención Integral a las Personas con Discapacidad (DiesiPcD), instancia que funciona dentro de la Dirección Estadal de Salud de Portuguesa.

Los galenos dedicados a la calificación de las personas con alguna discapacidad  están distribuidos en las salas de rehabilitación integral (SRI), consultorios populares tipo (CPT) y algunas instituciones como la propia Dirección de Salud (Guanare) y la Secretaría de Desarrollo Humano y Comunal.

“La calificación clínica es el primer paso para que los miembros de este importante colectivo dispongan de los beneficios que dicta la Ley, pues permite visibilizarlos como individuos con una condición social especial”, comenta María Ortegano, directora de la DiesiPcD.

La calificación médica determina qué tipo y grado de discapacidad presenta un paciente, lo que genera un informe clínico y posterior asignación de un carnet de identificación. De allí, sigue su inclusión en los planes de atención social del sistema de Misiones y Grandes Misiones creado por el Gobierno Bolivariano.

Recuerda Ortegano que se estima en más de treinta mil el número de portugueseños con alguna discapacidad. “Es necesario que todos los interesados acudan a nuestros centros de salud, para actualizar sus datos y recibir el informe necesario para hacer el resto de los trámites”.

Además de la parte social, la calificación es el punto de inicio del seguimiento periódico de ese paciente, quien al estar insertado en el sistema de datos del MPPS, será monitoreado tanto en las consultas externas como en las visitas casa por casa, si esté encamado.

Para ser atendido por un médico calificador, el interesado debe llevar informes médicos anteriores, exámenes clínicos y cualquier documento que refuerce la evaluación médica. Juana Inés Molina / Prensa DES Portuguesa

Artículos sugeridos