La gente se las ingenia para obtener dinero en efectivo para sus necesidades básicas

Yaxmin González Jiménez

ACARIGUA.- Desde cigarrillos, chimó, cambures y hasta mango verde con sal son algunas de las opciones a las que han recurrido algunos ciudadanos para vender y obtener dinero en efectivo para pagar los pasajes o comprar alimentos a precios más bajos.

Ante las limitaciones de las entidades bancarias para el retiro de dinero,  la necesidad de contar con el efectivo ha llevado a muchos a apelar a la inventiva para poder sufragar algunos gastos cotidianos.

Pedro Pablo Nieves recorre el centro de Acarigua vendiendo “panelas” de tamarindo para lograr el efectivo, que posteriormente utiliza para comprar alimentos o pagar los pasajes desde el caserío Hoja Blanca, en el municipio Araure.

Pedro Pablo Nieves vende tamarindo para obtener efectivo./FOTO: Jesús Fonseca

“A mi edad ya no me dan trabajo y tengo que hacer esto para poder obtener ingresos, vendo quinchoncho o cualquier otra cosa para comprar lo que necesito”, dijo.

Tras quedarse sin trabajo porque el vehículo con el que hacía viajes y mudanzas, se quedó sin cauchos, Omar Pérez recurrió a colocar una sábana en el suelo en una céntrica avenida de Acarigua para ofrecer a la venta granos, chimó, hilos de coser, entre otro tipo de mercancía, para reunir dinero en efectivo y ayudar con los gastos de la casa y la familia.

Omar Pérez busca efectivo para ayudar con los gastos de su casa./FOTO: Jesús Fonseca

-La gente viene al centro a comprar y uno consigue efectivo porque vendo más económico, ofrezco “téticas” de arroz, sal, azúcar, café o granos detallados porque a veces la gente ni tiene cómo comprar el kilo del producto”, comentó.

Mango verde con sal, adobo y limón “como le gusta a la gente”, es la mercancía que ofrece Pascual Ramos para obtener efectivo y comprar alimentos y el tratamiento para la epilepsia que padece su esposa,

“Tengo 65 años, recibo una pensión y eso no me alcanza. Antes vendía raspados, ahora vivo del mango y de los mamones cuando es la temporada para poder contar con el efectivo”, señaló.

Sherezada Parra vende “tetas cremosas” en su vivienda y aunque el dinero no lo utiliza para el pasaje, lo requiere para sufragar los gastos de sus pequeños hijos que van al colegio y les piden algún trabajo o colaboración ya que los bancos no dan la cantidad que requiere.

Artículos sugeridos