Voz de América: La decepción y la crisis desconectan al venezolano de la dinámica política

CARACAS.- Jainer Godoy, un comerciante venezolano de 32 años, deambula este mediodía por los angostos pasillos de una verdulería con una bolsa de plástico en mano y un dejo de aspereza en el rostro.

Hurga entre pilas de lechugas, zanahorias y legumbres, tratando de esquivar racimos de plátanos que guindan en tubos cerca del techo de la tienda.

Dice estar más preocupado por el aumento del precio del tomate que de los más recientes acontecimientos ocurridos en el Parlamento nacional, en Caracas, la capital, a 700 kilómetros.

El kilo de la hortaliza roja cuesta esta semana 120 mil bolívares, aproximadamente 1,7 dólares.

“La semana pasada, estaba en 70 mil. Nos estamos comiendo unos con otros. Es una locura todo, compadre”, refunfuña, mientras guarda en su busaca solo unas pocas ramas verdes.

Las tensiones entre el gobierno en disputa de Nicolás Maduro y sus opositores alcanzaron un nuevo pico el 5 de enero, cuando ex aliados de Juan Guaidó, presidente del Parlamento, se aliaron con la bancada del chavismo para escoger una nueva junta directiva del poder legislativo.

El economista Jesús Casique asegura que los fondos excedentarios que han recibido las administraciones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro por petróleo se despilfarraron hasta el punto de permitir que el país entrara en un proceso de depresión económica.

La polémica ha acarreado violentos ataques de militantes oficialistas en contra de los diputados de oposición y el bloqueo de sus ingresos al Palacio Federal, donde históricamente sesionan.

También, provocó el llamado a “negociaciones” para una transición gubernamental rápida de parte de Estados Unidos y, en el ínterin, el madurismo subió el salario mínimo mensual.

La seguidilla de noticias significó el reavivamiento de la política venezolana, que había vegetado en los últimos meses con apenas altibajos.

Jainer, hastiado de la enésima polémica de los poderes en Caracas, considera que lo ocurrido en el legislativo se deriva de que sus integrantes están, a su entender, empantanados en corrupción.

“Hay ansias de poder e intereses económicos. Por plata, hacen lo que sea”, afirma.

El joven no pierde la esperanza de que haya cambios políticos o económicos en Venezuela este año, acota, pero comenta que le inquieta, ante todo, la economía de su familia.

“¿Pa’ qué voy a estar pendiente de las noticias políticas?”, comenta, antes de detenerse frente a las zanahorias para calcular cuántas unidades podrá pagar en unos minutos: solo unas pocas.

Leer nota completa aquí Voz de América

Artículos sugeridos