Trabajadores de gasolinera afirman ser víctimas de atropellos por parte del patrono

Mariangel Moro Colmenárez

ACARIGUA.- Seis trabajadores de la estación de servicios Portuguesa, ubicada en el sector el Palito de Acarigua, denunciaron públicamente el acoso y los abusos que sufren por parte del propietario del establecimiento, quien además, según lo precisado por los mismos empleados, incurre en diversos hechos ilegales como la venta condicionada de combustible.

Carmen Pérez, Oswaldo Pérez, Yusdelis Colmenares, Maryeris Morán, Carlos Ojeda y Erick Borges, acudieron este viernes 10 de enero hasta la redacción del Diario Ultima Hora, señalando que desde octubre de 2018, la administración dejó de cancelarle sus salarios, y también los demás beneficios que estipula la ley como utilidades y bono vacacional.

Asimismo, precisaron que tampoco cuentan con las condiciones laborales mínimas que se requieren para el trabajo en una gasolinera. “No percibimos un salario desde hace más de un año, y nos manteníamos con las propinas que recibíamos de los conductores que surten de gasolina, pero desde que decidimos hacer esta denuncia, el señor Osama Lwis -propietario de la empresa- obliga a los usuarios a cancelar 500 bolívares por el llenado del tanque de sus vehículos, para que no nos quede propina a nosotros”, expresaron.

Los trabajadores indicaron que no es la primera vez que Lwis es denunciado por ellos, ya que el maltrato verbal es recurrente. “Todo esto, lo hemos denunciado también ante la Inspectoría del Trabajo e Inpsasel, ya que el patrono no cumple con sus obligaciones”.

Indicaron además que este incurre en hechos ilícitos, condicionando a quienes deseen surtir de gasolina en dicha estación de servicio a comprar víveres en un establecimiento comercial también de su propiedad. “Con la compra mínima de 500 mil bolívares, y de los productos que él imponga, entrega un ticket para que las personas surtan de combustibles sin hacer cola”.

Detallaron igualmente, que así la estación cuente con suficiente combustible, se deja una cantidad considerable para la reventa. “Normalmente surten 24 mil litros de gasolina, pero nos permite surtir solo 14 mil, lo demás él se encarga de venderlos. Lo mismo pasa con el gasoil, que lo negocia en dólares con los agricultores y no lo vende al público en general”.

Finalmente hicieron un llamado a las autoridades competentes a meter la lupa, investigar y sancionar todas estas acciones ilegales.

Artículos sugeridos