Caos total: Ni en el «JM Casal Ramos» hay agua, solo llega a las casas de Primitivo y Efrén

Mariangel Moro Colmenárez

ACARIGUA.- El padecimiento de las fallas en el servicio de agua también se evidencia en el Hospital Universitario “Dr. Jesús María Casal Ramos”, el único de esta zona de la entidad, a donde son referidos los pacientes de los municipios del cono norte y también de las poblaciones que limitan con el estado Lara.

Para medio limpiar los baños y asear a sus enfermos, familiares de los pacientes recluidos sea en emergencia o en cualquier otra área del centro asistencial deben llevar tobos o botellones de agua, pues el líquido desde hace un par de días no llega ni siquiera a la planta baja, donde al menos se recibía en algunas tubería.

La ausencia del servicio es una más de las deficiencias del hospital y por la que han protestado los profesionales y demás trabajadores del centro de salud, en el que no funciona el motor de la bomba de los tanques subterráneos de más de 40 mil litros cúbicos que hay en el “Casal Ramos”.

Hasta este viernes 10 de enero,  las intervenciones quirúrgicas están prácticamente suspendidas. Ante la falta de agua, y la carencia de bactericida y germicida, el único quirófano operativo en este centro de salud, no puede ser descontaminado, incluso, cerca del mediodía, las calderas para esterilizar los equipos fueron apagadas por la misma razón: No hay agua.

Claudiana Orellana precisó que su hermano sufrió una fractura de tibia y peroné, el pasado 25 de diciembre durante un accidente en moto, y desde entonces espera ser intervenido. “No ha sido posible por las condiciones del quirófano. No hay agua, y prácticamente está contaminado, es lo que nos dicen”.

“Una cirujana vino a operar a un amigo suyo, y ella misma salió en su carro hasta su casa a buscar agua, porque de lo contrario no podía intervenirlo”, relató, por su parte, la madre de un adolescente que se encuentra en las mismas circunstancias.

En otras áreas, como cuidados intermedios y emergencia, familiares de los allí recluidos  deben encargarse de llevarles agua filtrada, y también cloro y desinfectante. “Nosotros mismos nos encargamos del aseo del área porque la contaminación es grande y está en riesgo la vida de nuestro familiar”, dijo otra de las usuarias del centro asistencial.

Artículos sugeridos