“Acarigua sin agua, de potencia no tiene nada”: Comunidades exigen soluciones al desabastecimiento

Yaxmin González Jiménez

ACARIGUA.- Con la paralización de los tres pozos de la zona este de la ciudad de Acarigua, la urbanización Durigua -con más de veinte mil habitantes- se sumó este viernes a las decenas de comunidades que vienen padeciendo por la carencia del servicio de agua, situación que una vez más, los llevó a manifestar su descontento frente a la sede de la empresa Hidrosportuguesa.

La crisis del agua que viene afectando desde hace tiempo (en algunos data de meses y en otros años) a los sectores Acarigua Centro I y II, Paraguay, Barrio América, Reja de Guanare, Campo Lindo, Banco Obrero, se extendió esta semana a Durigua, 19 de Abril, 15 de Marzo, El Triángulo, 12 de Febrero, La Virginia, El Este, La Batalla, entre otras comunidades de la zona este de la capital del municipio Páez.

Sobre este particular, Oscar Galíndez, director de la mesa técnica de agua de Durigua, sector 3, explicó que los pozos 12, 14 y 16 de la zona este quedaron fuera de servicio debido a las fluctuaciones del servicio eléctrico y exigió un pronunciamiento inmediato del gobierno regional y municipal ya que el agua es un servicio esencial para la colectividad.

Oscar Galíndez denunció la paralización de tres pozos en la urbanización Durigua./FOTO: Jesús Fonseca

Durante la protesta pacífica, que implicó el cierre por varias horas del tráfico vehicular por la avenida Libertador, Aldo Rojas exhortó al gobernador Rafael Calles, al secretario de gobierno, Rafael Torrealba, a los alcaldes de Páez y Araure y al presidente de Hidrosportuguesa a dar la cara ante la colectividad que reclama respuestas al grave desabastecimiento que se viene presentando con el vital líquido,

-Torrealba se comprometió el lunes, durante la pasada protesta, a recibirnos para escuchar las propuestas que tenemos para solventar esta situación a mediano y a largo plazo, pero no se nos ha querido escuchar y mientras tanto recurren a paños calientes y restituyen el servicio por algunas horas en algunos sectores, obligando a la gente a pernoctar por largas horas para poder recoger algo de agua. Esta protesta no es política, responde única y exclusivamente al reclamo de un pueblo que está cansado de tanto esperar y que no está dispuesto a seguir callado, expresó Rojas.

Más comunidades se siguen sumando al reclamo por el servicio de agua en la ciudad de Acarigua./FOTO: Jesús Fonseca

Luis Galíndez del sector Campo Lindo, calificó de “mentiroso” al gobernador Rafael Calles quien asegura que en Portuguesa está resuelto el problema del agua, por cuanto basta ver que el número de comunidades sin el servicio aumenta cada día más.

Mahycol Linárez, de la mesa técnica del agua de Banco Obrero, exigió al alcalde Efrén Pérez y al secretario general de gobierno, Rafael Torrealba, que sean responsables y atiendan el reclamo de las comunidades.

“Se excusaron diciendo que Efrén es humano y está enfermo para no celebrar la reunión, pero nosotros también somos humanos y necesitamos agua. Exigimos al gobernador que nos dé la cara porque Acarigua sin agua no es potencia, ni nada. Estamos dispuestos a trabajar de manera armoniosa en la búsqueda de soluciones, pero de la misma forma estamos decididos a tomar las acciones de presión que sean necesarias hasta obtener la respuesta que reclamamos”, recalcó.

La mayoría de los afectados por la carencia del vital líquido son adultos mayores./FOTO: Jesús Fonseca

Por su parte, Ricardo Torrelles indicó que las comisiones de trabajo de cada comunidad han hecho la solicitud, tanto verbal como por escrito, de la necesidad de agua y ningún reclamo ha recibido respuesta.

Tanto Gregorio Rivero, del sector Reja de Guanare, como Lucía Wakfie del barrio Paraguay, comentaron que estas zonas no reciben el servicio de agua con normalidad desde hace más de cinco años.

Hemos denunciado esta situación -dijo Wakfie- y siempre nos salen con el cuento de que no hay recursos, pero vemos que el gobierno regional y municipal si tiene dinero para otros eventos y actividades. La comunidad se pronunció el lunes en el gimnasio Wilbaldo Zabaleta y por eso fue que mandaron maquinarias al río Camburito para poder encauzar el desvío, lo que demuestra que si nos quedamos callados nadie hace nada y seguimos llevando la vida de camellos a las que nos tienen sometidos.

Funcionarios policiales dialogaron con los manifestantes para que desistieran de la tranca./FOTO: Jesús Fonseca

Artículos sugeridos