Más de 48 horas sin servicio: Caída de guaya deja sin electricidad a unas 150 familias en La Corteza

Yaxmin González Jiménez

ACARIGUA.- La caída de una guaya del tendido eléctrico, que dejó a unas 150 familias sin el servicio de energía desde la tarde del martes, fue el punto final que agotó la paciencia de los vecinos del sector 1 de la urbanización La Corteza, en la zona sur de la ciudad de Acarigua, quienes este jueves reclamaron la atención de las autoridades de la Alcaldía de Páez, ante el cúmulo de problemas que existen en esta zona.

Bisnori Aranguren, Wilmer Piña y José Gregorio Pérez, en representación del grupo de afectados, denunciaron que personal de Corpoelec les informó que carecen de recursos para acometer la reparación, por lo que la misma comunidad debía encargarse de comprar los fusibles y la guaya para que les restituyan el servicio eléctrico a las familias que residen en las veredas B, C, D y 6.

La guaya se rompió desde el martes en la tarde./FOTO: Jesús Fonseca

“Primero nos pidieron dos fusibles y cien metros de guaya, ahora aumentaron a mil 500 metros para reponer el tendido que se rompió, producto de la sobrecarga del voltaje, más tarde puede ser que pidan más y más metros, mientras nosotros estamos tratando de reunir el dinero para comprar el material, pero nosotros no podemos hacer una vaca para también pagarle a ellos, pagar la gasolina, para pagar el transformador, no se puede. Ellos como empresa también tienen un presupuesto para solucionar las necesidades de las comunidades”, expresó Piña.

Indicaron que desde el martes no han podido dormir bien, la comida se les ha dañado por falta de refrigeración, sin electricidad tampoco pueden surtirse de agua y corren peligro porque dejan las puertas y ventanas abiertas para que se ventile el interior de las viviendas.

Comentaron que las fluctuaciones del voltaje son constantes y eso les ha dañado los pocos artefactos electrodomésticos que les quedan, al igual que han acabado con las bombas que utilizan en la comunidad para surtirse del agua ante las deficiencias que presenta este servicio.

La falla del vital líquido, que desde hace años afecta a más de mil 500 familias que habitan en todo el urbanismo, se acentuó en las veredas antes mencionadas por la falta de electricidad ya que no pueden utilizar las bombas para succionar el agua de las tuberías.

La falta de agua es grave en el urbanismo./FOTO: Jesús Fonseca

Bisnori Aranguren comentó que tienen que hacer cola de dos o tres horas en la única tubería de donde se surten del líquido, para llenar los envases y poder tener agua en sus hogares, de allí que exhortó nuevamente al gobernador Rafael Calles para que solucione el problema que hay con la bomba de la comunidad.

Como una manera de subsanar la falta de agua, los vecinos colocaron una extensión de 65 metros para poder conectar la bomba y mitigar la necesidad del servicio.

Los vecinos unieron cables para traer electricidad desde otra vereda para encender la bomba y jalar agua./FOTO: Jesús Fonseca

Bombonas perdidas

José Sira por su parte se refirió al problema que se ha presentado con la pérdida de 71 bombonas de 18 kilos y 10 de 43 kilos que fueron entregadas en julio del año 2019 a la empresa Vengas, ahora llamada Portugas, para ser recargadas y desde entonces desconocen su paradero.

“Cómo se explica que un cilindro que entró a la planta de llenado desaparezca ante la vista de todos cuando se supone que debe existir un control. Después nos pidieron que esperáramos tres meses para reponerlas y luego nos ofrecieron sustituirlas con cilindros de diez kilos y nadie responde por esta situación”, comentó.

Artículos sugeridos