Se cumplen seis años de la muerte de una reina venezolana, Mónica Spear

CARACAS.- Con unos ojos marrones que cautivaban, una mirada seductora que la caracterizaba y una altura de 1.78 metros, así era la hermosa Mónica Spear, quien falleció a su corta edad de 29 años, hoy se honra la memoria de esta divina mujer que una lamentable noche estremeció a todo el país venezolano.

Hace exactamente seis años de la inesperada y trágica desaparición física de la modelo zuliana, actriz y reina de la belleza venezolana, ganadora del concurso Miss Venezuela en el año 2004, Mónica Spear Mootz, quien un lunes 6 de enero fue asesinada junto a su ex esposo el empresario irlandés Thomas Henry Berry, cuando realizaban un tour vacacional con su hija Maya, en el estado Carabobo.

La actriz viajaba con su exesposo y su hija en un viaje de reconciliación, después de haberse divorciado en el 2012. Según fuentes cercanas a la pareja, ellos mantenían una buena relación por su pequeña hija y habían planeado realizar un pequeño tour, lamentablemente jamás se imaginaron que su historia de amor quedaría inconclusa, por la violencia que dispara las calles venezolanas.

A las 11.00 de la noche este ángel cerró sus ojos cuando fue víctima de un tiroteo junto a su ex esposo.

El vehículo donde la familia viajaba se quedó accidentado en la vía, sentido Valencia Puerto Cabello, un poco antes del puente «El Cambur». Varias fuentes señalan que mientras esperaban la grúa, unos delincuentes se acercaron, tratando de quitarles sus pertenencias, ellos al parecer se opusieron al robo y fueron asesinados.

Fueron los llantos de la pequeña Maya los que alertaron a un conductor, que se detuvo en el sitio y se dio cuenta sobre el hecho ocurrido.

Spear y Berry siempre viajaban juntos y, aunque se habían separado, siempre se quisieron. Tenían una relación bastante cercana por su hija, aparentemente eran padres ejemplares y según indican fuentes cercanas a la familia mencionaban que él (Barry) era un buen apoyo para Mónica en el cuidado de su pequeña a pesar de que no vivían juntos.

Según un amigo cercano del fallecido empresario, Barry las veces que podía, intentaba ir a casa de Mónica a acostar a la niña y de esa manera tener una buena armonía con su ex esposa.

Ambas víctimas fueron sepultadas en el Cementerio del Este en la ciudad de Caracas ante una inmensa multitud de familiares, amigos y artistas, quienes despidieron con aplausos a la pareja. La hija, sobreviviente al atentado, se encuentra bajo el cuidado de los abuelos, quienes se la llevaron a los Estados Unidos tras recibir la patria potestad.

Artículos sugeridos