¿Qué ocurrió el 5 de enero en la Asamblea Nacional de Venezuela?

El 5 de Enero de 2020 una mayoría de 100 diputados del Parlamento Venezolano ratificó a Juan Guaidó como Presidente de la Asamblea Nacional y encargado de Venezuela, y eligió a los diputados Juan Pablo Guanipa y Carlos Berrizbeitia como Primer y Segundo Vicepresidente respectivamente. Así como a Angelo Palmieri y José Luis Cartaya, Como Secretario y Subsecretario de la Asamblea Nacional.

La elección se realizó en sesión especial a las afueras del Palacio Federal, atendiendo los requisitos constitucionales y reglamentarios, con el voto nominal, público y verificable de cada diputado, en un proceso publico en el que se contó con la presencia del cuerpo diplomático, medios nacionales y medios internacionales.

Dicha sesión tuvo que realizar a las afueras del Palacio Federal, debido a que desde la mañana del 5 de Enero, las fuerzas militares y policiales del regimen de Nicolas Maduro tomarón por la fuerza la sede del legislativo, bloqueando la entrada de prensa, señal telefonica y de internet, así como reprimiendo violentamente a diputados y del propio Presidente Juan Guaido, para tratar de impedir su reelección y que la prensa fuera testigo del intento de asalto a la directiva que pretendían realizar. El presidente Guaidó y las fuerzas democráticas estaban preparadas para este escenario, por lo que tenían previsto un sitio alterno para celebrar la sesión tal como la Constitución y reglamento lo ordenan.

A pesar de la persecusión, inmunidades allanadas, diputados presos, secuestrados, exilados y amenazados, la dictadura no logró quebrar la mayoría de las fuerzas democráticas. Por ello, en primera instancia intento impedir la entrada de varios diputados, y luego, al confirmar que aun así no podrían lograr su objetivo, procedieron a bloquear por la fuerza la entrada del Presidente Guaido para evitar su reelección.

Mientras bloqueaban por la fuerza la entrada del Presidente Guaido que estaba a las afueras del Palacio presionando para que se permitiera la entrada de los diputados y medios bloqueados, un grupo minoritario de diputados del Psuv y de parlamentarios investigados por actos de corrupción, intentaron realizar un asalto parlamentario, para instalar una junta directiva alterna, que fracasó estripitosamente debido a que no contaron con los diputados mínimos requeridos para realizar dicho proceso.

Tanto el cuerpo diplomático presente como los registros parlamentarios confirmaron claramente que no hubo instalación, no hubo sesión, no hubo verificación de quorum, no hubo conteo, no hubo votación, y por lo tanto no hubo elección: lo que ocurrió fue una farsa, un intento de asalto al parlamento que fracasó.

Tan burdo y reprochable fue el intento de asalto, que la OEA, el grupo de Lima, EEUU, la Unión Europea, Colombia, Brasil, Bolivia, Ecuador, Costa Rica e incluso los Gobiernos de Alberto Fernandez en Argentina, Manuel López Obrador en México, Tabaré Vazquez en Uruguay y Cortizo en Panamá, así como el Psoe de España, rechazaron y desconocieron el intento de asalto al parlamento y exigieron respeto a la Asamblea Nacional.

La farsa del regimen no les funcionó, el rechazo internacional fue unanime, la comunidad internacional ha ratificado su respaldo y reconocimiento a Juan Guaidó como Presidente de la AN y encargado de Venezuela, y la fortaleza y unidad de las fuerzas democráticas quedó fortalecida tras este episodio.

Es importante destacar que, además de la condena mundial, lo único que obtuvo el regimen fue el control por la fuerza de unas sillas, y un edificio, porque ni siquiera cuentan con la cantidad de diputados suficientes para poder instalar y sesionar regularmente en el Palacio Federal: el Poder Legislativo son los diputados electos por el pueblo. No sólo es que no tienen la mayoría, si no que ni siquiera cuentan con el numero de diputados necesarios para poder sesionar o tomar decisiones válidas.

Quedo demostrado que la mayoría de los diputados está con la democracia, que ratificó a Juan Guaido, que el parlamento sigue siendo controlado por las fuerzas democráticas y que la comunidad internacional desconoció el intento de asalto al parlamento y respaldó y reconoció la legitima sesión en donde fue reelecto con una amplia mayoría de 100 votos. MARÍA BEATRIZ MARTÍNEZ

Artículos sugeridos