Servicios públicos: La evidencia de un país en retroceso

ESPECIAL.- En materia de servicios públicos, 2020 no se vislumbra nada distinto a los años precedentes. Luz, agua, gas, telefonía, aseo urbano, vialidad,  siguen haciéndole «la vida cuadritos» a los portugueseños, que a diario lidian con la carencia de al menos uno de estos, por decir lo menos, porque generalmente ninguno funciona, o funciona a medias, lo que afecta la cotidianidad, el normal desenvolvimiento de las actividades en hogares, comercios, industrias y en el campo.

Concluida la «celebración» de la Navidad y el fin de año, donde muchos hicieron hasta lo imposible por sustraerse de la dura realidad circundante, y ante una cada vez más aguda crisis económica y social, toca reflexionar sobre el rumbo que lleva el país, ya por mucho tiempo en reversa.

Que tantas dificultades, carencias e injusticias se superen en el más corto tiempo posible, depende de todos los ciudadanos. De todos.

Artículos sugeridos