Diputados en el exilio dicen que el régimen de Maduro tiene miedo al Parlamento

CARACAS.- Diputados venezolanos en el exilio afirmaron este domingo en Bogotá que el impedimento de la Policía Nacional Bolivariana a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, de que ingresara al Parlamento, es una muestra de que el régimen de Nicolás Maduro «tiene miedo».

«La percepción que tenemos ahorita es de un régimen que tiene miedo, un régimen que quiere destruir a la Asamblea Nacional, que quiere sacar a Juan Guaidó del camino, para, así, establecer esa hegemonía y poder tener las excusas para decirle al mundo que Maduro no es un dictador», afirmó a Efe el diputado Winston Flores, coordinador de los parlamentarios en el exilio.

Flores, representante del estado La Guaira, antes Vargas, por el partido Voluntad Popular, agregó que a pesar de «la arremetida de un régimen dictatorial» que utiliza armas para impedir la entrada de funcionarios, irán «hacia adelante».

El diputado se refirió a la presencia de policías frente al Parlamento venezolano en Caracas, donde este domingo se realizó una sesión para elegir a la mesa directiva de la Asamblea Nacional.

La interpretación de varias normas constitucionales señala que Guaidó dijo asumir en enero de 2019 el cargo de presidente interino de Venezuela, puesto en el que ha sido reconocido por casi 60 países.

Ante este panorama, al menos 20 diputados en el exilio se reunieron en un hotel en Bogotá para participar en la sesión y votar de forma remota en caso de que sus suplentes no puedan estar en la sede del Parlamento en Caracas.

De igual forma, cinco diputados se reunieron en Washington y otros seis en Madrid.

Entre los diputados presentes en Bogotá estuvieron Gaby Arellano y Julio Borges, nombrado por Guaidó comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores de Venezuela, así como la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz.

«Maduro quiere acabar con la última institución democrática del país: la Asamblea», aseguró Ortega Díaz a NTN24.

Flores subrayó que la oposición seguirá trabajando porque su objetivo «no está supeditado a lo que pase hoy».

Por su parte, la diputada Arellano afirmó que el bloqueo de la entrada del Parlamento es una muestra de que la Asamblea Nacional le hizo daño al régimen de Maduro durante 2019 y subrayó que constitucionalmente tienen otras tres oportunidades para instalar la sesión.

Artículos sugeridos