Y llegó el nuevo año..¿feliz 2020?

REDACCIÓN.- Comienza un nuevo año. Uno más en el calendario de la vida. El que se fue dejó un sabor amargo en los venezolanos.

En 2019 se acentuó la diáspora, hasta convertir a la migración venezolana en la más numerosa en la historia del continente americano.

El que se fue, quedó marcado como uno de los más duros en términos de confrontación política, con pérdida de vidas humanas, persecución, amedrentamiento y decenas de compatriotas tras la rejas por pensar distinto.

El que se fue tuvo además como signo trágico el incremento de la pobreza, a causa de unos niveles de inflación sin parangón en el mundo. El hambre es una realidad que azota las entrañas del país.

Un 2019, en fin, donde nada mejoró, donde nada o casi nada funcionó. Un 2019 de pan y circo, mientras la brecha social se profundiza, con una inmensa mayoría luchando por sobrevivir entre el caos, el rebusque y la dádiva, y una élite poderosa y buchona.

Y llegó 2020. Llega con una carga negativa que hace muy difícil imaginar que será un año «feliz»; aunque dependerá de todos y cada uno de los venezolanos decentes, de los buenos venezolanos, que así sea.

Mientras, solo queda anunciar que comenzó un nuevo año. Por ahora, nada más.

Artículos sugeridos