Acarigua: 250 familias de La Virginia denuncian “atropello” del Banavih por cobro exagerado de viviendas

Yaxmin González Jiménez

ACARIGUA.- Como un “atropello” fue calificado por vecinos de las etapas 3, 4 y 5 de la urbanización La Virginia, ubicada en la zona este de Acarigua, el cobro de 2.500 dólares que el Banavih pretende hacer por estas viviendas, sin tener en cuenta que están siendo ocupadas por familias de escasos recursos económicos.

A través de un video difundido por las redes sociales, el grupo de afectados exigió un “precio justo” para las viviendas que ocupan desde el año 2000, tras la tragedia de Vargas, durante el mandato del entonces presidente Hugo Chávez.

“Le pedimos al presidente Nicolás Maduro, de corazón, que nos dé respuestas, estos precios tan elevados no los podemos pagar, cuando sabemos la crisis económica que nos afecta a todos, queremos precios justos”, señalan los vecinos.

Pedro Urasma, de asuntos civiles y viviendas del consejo comunal del urbanismo, explicó que esta situación involucra a unas 250 familias que no obtuvieron la vivienda directamente de manos del Gobierno Nacional sino que les fue traspasada, vendida o cedida por los adjudicatarios iniciales y el monto del cobro representa una especie de sanción o penalidad porque estos inmuebles no podían pasar a otras personas sin la anuencia del Estado.

“Para nadie es un secreto que el salario es en bolívares y a esta gente el sueldo ni siquiera les llega para cubrir una mensualidad, cuando muchos no tienen ni siquiera para alimentarse. Si no puede asumir el costo de una cesta básica mucho menos tiene para pagar ese monto por la vivienda”, señaló.

Explicó que buscarán agotar la vía administrativa para ser escuchados y que se reconsidere la cifra estipulada por las viviendas. En caso de no obtener respuestas recurrirán a las instancias suoeriores en Caracas para gestionar una solución.

Urasma sostuvo que no se están negando a cancelar los inmuebles, únicamente piden definir un precio justo y ajustado a la realidad de las familias que los habitan. “El monto es bastante alto para el objetivo por el que fue creado este urbanismo que era beneficiar a personas de escasos recursos, clase obrera, trabajadores, aquí no hay mansiones, son casas sencillas, muchas de las cuales están muy deterioradas porque las personas no tienen cómo corregir los problemas con los techos y el cableado eléctrico. No pueden ni repararlas y ahora les toca pagarlas muy caras”, agregó.

-Sin ánimos de señalar a nadie pero no se hizo una mesa de negociación para saber en qué condiciones se encuentra la urbanización frente a otros conjuntos residenciales, por ejemplo, el Complejo Simón Bolívar, que están constituido y poseen todas las cualidades de los urbanismos del Estado en cuanto a beneficios ya que aquí escasamente hay áreas verdes, faltan parques, hay terrenos para proyectos que están llenos de monte y a duras penas hay dos canchas deportivas, por eso no se puede hablar alegremente de un monto por metro cuadrado cuando no se ha hecho un estudio real

Urasma comentó que el precio de una vivienda urbana en Caracas no se puede imponer para el resto de los urbanismos del Estado en el país, sobre todo cuando quienes residen en ellos son caleteros, personas que trabajan en el comercio informal, en casas de familia o, funcionarios públicos que no tienen los recursos suficientes.

Artículos sugeridos