Mi Palabra/ ¡FENOMENALMENTE BIEN!

***“La familia es el nido del amor”
Roque Barcia…

Una prima hermana por parte de mi madre, llanera por donde se le mire, las veces que tengo la oportunidad de llamarla me responde con alguna expresión llena de optimismo, como para entender que la vida es para disfrutarla y enfrentar los problemas sin desmayar, y menos, cuando se trata de la familia. Hace poco al preguntarle ¿Cómo están? La respuesta muy clara y concisa ¡Fenomenalmente bien! La voz me sonó en el oído, como el canto de un pájaro por la mañana en pleno llano apureño, donde los sonidos se esparcen en las inmensas sabanas, hasta desaparecer en el infinito horizonte, donde se abrazan el cielo y la tierra para enseñarnos, como está formado el grandioso hogar de la humanidad.

La respuesta tiene su explicación motivada a los momentos de angustia y dolor en su hogar, cuando el traicionero Covid-19 hizo su aparición, tocando, como de pasadita a su único hijo, quien no llega a los 20 años, sin embargo, le dejó algunas secuelas, como para contar más adelante. Con quien sí se ensañó fue con su querida madre y si no es por la ayuda de la ciencia médica en el hospital de Guanare, los recursos económicos que, aparecían en los momentos oportunos y la esperanza de salir de ese mal momento, no estarían alabando prácticamente la vuelta a la vida con esa expresión, como un grito de guerra, inmediatamente de triunfar en una batalla ¡Fenomenalmente bien! después de haber enfrentado la muerte, con la valentía de una guerrera acostumbrada a las duras jornadas del llano.

Esta experiencia les puede servir para reflexionar a muchas personas, que, todavía ven la pandemia, como si estuvieran oyendo cuentos infantiles, y se arriesgan, como un Juan Hilario, incrédulo, en la muy oída leyenda del “Silbón” sin entender que, este mortal virus nos sigue acechando con la misma peligrosidad, mucho antes que la OMS le hizo saber al mundo que, estábamos en presencia de una epidemia por lo tanto había que tomar medidas urgentes y necesarias para contrarrestar su expansión.

Ahora, cuando entramos al 2022 y todos los que “matriculamos” –expresión muy popular a comienzo de año– tenemos la obligación ineludible de contribuir a frenar la nueva variante del virus, el cual se ha venido propagando con tanta rapidez, que, países con grandes recursos y por supuesto entre los más desarrollados –Estados Unidos y Brasil– para no irnos muy lejos, se encuentran ante un nuevo brote del Covid-19 y su variante, para elevar las estadísticas de muertos e infectados, y parece que la solución no está de la noche al día, ya que priva el dinero por encima de la salud y la condición humana, mientras los gobernantes desafían los adelantos médicos, y en este momento lo “fenomenalmente bien” son las jugosas ganancias de los millonarios, que juegan con la muerte con tal de seguir amasando fortunas a través de los poderosos.

NARCISO TORREALBA  narciso_t_29@hotmail.com

Artículos sugeridos