Tip Anticomunista/ CONSOLIDACIÓN DEL COMUNISMO EN VENEZUELA

De llegarse a aprobar la materia sobre la cual he venido insistiendo a través de varios artículos y declaraciones en los medios, sobre la “Ley Comunal de las Ciudades Comunales” se consolidaría y haría más fuerte el comunismo en nuestro país, porque se acentuaría el control, más del actual sobre la sociedad venezolana y por supuesto, la crisis humanitaria, política, social y económica sería más severa.

La entrada en vigencia de esta ley implicaría la pérdida total de las libertades y propiedad privada, robusteciéndose la disolución de la Venezuela soberana, para convertirnos en la segunda Cuba de América y en apéndice de la política internacional de Rusia y China.

Significa la ley, el tercer intento de la revolución comunista de avanzar hacia la implantación del Estado Comunal, mediante la promulgación de leyes de regulación y control político, constituye asimismo un atentado contra el sistema de descentralización político-territorial de la organización nacional establecida en la Constitución de la República vigente. En otras palabras, la ley es una amenaza para la presencia de la institucionalidad del Municipio, en su carácter de unidad política primaria y autónoma de la organización nacional de la República.

Cuando manifiesto que sería el tercer intento, es porque el primero fue en agosto del 2007 con la denominada “nueva geometría del poder” que proponía la ciudad comunal como la unidad política primaria, integrada por comunas y consejos comunales con el carácter de núcleos básicos e inseparables del Estado Socialista.

Dicha propuesta fue sometida a referéndum constitucional en diciembre de ese mismo año 2007 y la mayoría del pueblo elector respondió “NO”, a la pretensión de reformar 33 artículos de la Constitución Nacional, entre otros, el artículo 16, referido a la división político-territorial del país.

El segundo avance, fue el diseño y promulgación del “bloque de leyes del Poder Popular”, con el fin de “consolidar la democracia participativa revolucionaria y construir las leyes de la sociedad comunista…”, y la Ley Orgánica de las Comunas, con el propósito fundamental de edificar el “Estado Comunal”. Este bloque de leyes se aprobó en diciembre del 2010 por la saliente o agónica gestión de AN de la época, mayoritariamente chavista.

En este tercer intento, el régimen presenta otras leyes del poder popular, que incluye la Ley Orgánica del Parlamento Comunal Nacional y la Ley Orgánica de las Ciudades Comunales, cuyo objeto es: “construir, desarrollar, fortalecer y establecer la sociedad y el Estado Comunal, Socialista y Bolivariano, a través del establecimiento de las normas que regulan la carta magna, conformación, organización y funcionamiento de las Ciudades Comunales”.

Con ello se intenta afianzar el liderazgo chavista, en la conducción de la menguada “revolución comunista y bolivariana”, teniendo entre sus manos los resultados muy poco alentadores de las supuestas 3.230 comunas existentes en el país, que ya en el 2012 el galáctico reconocía su ineficiencia y la forma lenta, fragmentada y errática con que se llevaba adelante la construcción del Estado Comunal.

Esta vez el usufructuario se juega su última carta intentándolo de nuevo en plena crisis económica, social y política por la que atraviesa Venezuela. No obstante, aun a riesgo de su inviabilidad, el régimen delictivo expone su propósito de crear 200 ciudades comunales este mismo año y su visión de convertirnos en una sociedad y un estado comunal o comunista con peculiaridad venezolana, a costa de la institucionalidad de la República.

Para comprender mejor la superposición del Estado Comunal, se debe hacer referencia, en primer lugar al concepto del “poder dual” ideado por Lenin durante la revolución bolchevique en Rusia de 1917, en contra del poder estatal zarista, que dio lugar a la consolidación del poder de los soviets y el Estado comunista de la URSS. En segundo lugar, se sabe que el sistema de asambleas populares es el modelo político fundamental de la China comunista, así como el régimen de gobierno de ese país. La Constitución de la República Popular China establece que los órganos a través de los cuales el pueblo ejerce el poder del Estado; son las asambleas populares de los diversos niveles territoriales, bajo tutela del Partido Comunista Chino. En tercer lugar, el proyecto de la Ley de las Ciudades Comunales tiene como referencia ideológica más cercana, en tiempo y espacio, el arsenal del poder popular establecido en el modelo comunista de Cuba.

En efecto, el diseño, organización y funcionamiento del Estado comunal que se impulsa en Venezuela, tiene como objetivo establecer las asambleas y concejos del poder popular, constituidas en las demarcaciones político-administrativas en que se divide el territorio nacional cubano, con el carácter de órganos superiores locales del poder del Estado, y en consecuencia, están investidas de la más alta autoridad de gobierno dentro del marco de sus competencias, pero también en este caso, bajo el control de partido único, el Partido Comunista de Cuba. Se trata esta vez, de relanzar la hegemonía del poder dual popular a través de una especie de “contra institución comunal”, minimizando los órganos del poder público que configuran el Estado democrático, federal y descentralizado de la República, para su sustitución por un modelo comunal de nuevo cuño.

En definitiva, se pretende, una vez más, promulgar una ley que por demás es inconstitucional y por vía “legal” a través de la AN ilegitima. Lo que no pudo ser por la vía de la reforma constitucional en 2007 y que constituye en términos jurídicos “cosa juzgada” que no debería ser reconsiderada.

Mientras tanto, nos mantienen entretenidos con el llamado a elecciones de gobernadores, alcaldes, concejales y propician un diálogo lleno de incertidumbre, incredulidad, solapando la aprobación de estas nuevas leyes que sellarían la consolidación definitiva del comunismo en Venezuela, a sabiendas que el próximo año 2022 esos espacios políticos que se obtengan para los cargos en cuestión, pasan a ser unos jarrones chinos al desaparecer las gobernaciones y los municipios con la LOCC.

JORGE CÁRDENAS 
Jhcardenas55@hotmail.com 4602101

 

Artículos sugeridos