Harry estudia demandar a medio británico por comentario sobre su hija

LONDRES. Llibet Diana Mountbatten-Windsor, la primera hija de los duques de Sussex, Meghan y Harry, nació el pasado viernes en California (Estados Unidos). Luego del anuncio, todos los ojos estaban puestos en los nombres que escogieron para la pequeña, un homenaje al apodo familiar de la reina Isabel II y a la princesa Diana de Gales, madre de Harry.

No obstante, el medio de comunicación británico BBC publicó hace unos días un informe en el que asegura que la soberana no sabía que su bisnieta iba a llevar el nombre con el que se le conoce cariñosamente.

Poco después de la revelación de la cadena británica, la polémica no se hizo esperar. De hecho, el príncipe Harry emitió un comunicado desmintiendo el rumor e incluso anunció una posible demanda contra el medio de comunicación por medio de los abogados de Schillings, quienes lo representan.

Además de las acciones legales anunciadas por el nieto de la reina Isabel II, un portavoz de los duques de Sussex comunicó que Meghan y Harry no le hubieran puesto ese nombre a la pequeña si la monarca no hubiera mostrado su apoyo al respecto.

Lilibet es un apodo que el rey Jorge V le puso a Isabel cuando era pequeña y no podía pronunciar su propio nombre correctamente. Solo su familia se refiere a ella de este modo.

De hecho, su difunto esposo, el duque de Edimburgo, también la llamaba por el apodo y le escribió a su suegra después de su boda: «Lilibet es la única ‘cosa’ en el mundo que es absolutamente real para mí». /elnacional.com

Artículos sugeridos