Mi Palabra/ ¡HABLÓ EL CÍNICO DE JULIO BORGES SOBRE LA LEY ANTIBLOQUEO!

Mide tus deseos,
pesa tus opiniones,
cuenta tus palabras”
Pitágoras

En este diario apareció una información muy escueta de Julio Borges, pero no deja de llevar el veneno penetrante de la oposición venezolana, y de paso coincidir con algunos opuestos a la LEY ANTIBLOQUEO que por cierto ha terminado de “bloquear” a muchos insistentes voceros contra el Presidente Nicolás Maduro.

Dice el autoexiliado lo siguiente: “La ley antibloqueo es la oficialización del crimen organizado en Venezuela. La regla aprobada por la asamblea nacional constituyente aprueba la actuación del régimen sin permitir auditorías a Nicolás Maduro. La comunidad internacional y la FANB deben rechazar esta maniobra. La ley pretende otorgar poderes ilimitados a Maduro para entregar el dinero y la soberanía nacional a sus socios”

Este descarado cretino, lo único que ha hecho en el exterior, antes y después de ser nombrado comisionado presidencial de Relaciones Exteriores por el no menos desvergonzado el autoproclamado Juan Guaidó, es aprobar el saqueo criminal de los bienes del país; para muestra le podemos recordar la empresa monómeros en Colombia, del cual no ha dicho ni jota, pero su trabajo de servil de Trump, Duque y el cuestionado, enjuiciado y apresado Álvaro Uribe, solamente le permite vomitar sus miserables opiniones contra cualquier iniciativa del gobierno por defender la soberanía del país.

Lo de Julio Borges, es un show repetido en suelo colombiano, tratando de tapar varios antecedentes ampliamente conocidos, que lo comprometen con la justicia venezolana, el cual tarde o temprano va tener que rendir cuentas: atentado contra la vida del Presidente Nicolás Maduro; atropello a un niño, sin prestarle el auxilió inmediato para después huir, y finalmente refugiarse en Colombia, con el apoyo de los últimos gobiernos colombianos, para actuar descaradamente contra Venezuela.

Ahora, después de varios intentos por derrocar el gobierno, anda buscando cualquier coyuntura para aprovecharla, y precisamente se apoya en el encendido debate de los últimos días sobre la LEY ANTIBLOQUEO, satanizada, hasta más no poder; sin percatarse que sigue haciendo el papel de comediante de la política –la cara lo ayuda– al salir denunciando la ley, como un paso para el crimen organizado. Lo que no dice, este farsante, cuando calla, al estilo de la señora Bachelet, es la cantidad de masacres en Colombia, y el sicariato establecido, como una ley contra luchadores sociales. Con razón un amigo, cada momento señala a Julio Borges, hasta ponerlo por el suelo, ni siquiera comparable con la planta de auyama, porque siquiera esta florea, da frutos y muy nutritivos, mientras este títere ha hecho de la mentira su modo de vida, arrodillándose al imperialismo, como si estuviera regresando al altar en un nuevo acto matrimonial. ¡Cínico este señor! Veremos cuántos coinciden con él. NARCISO TORREALBA 

Artículos sugeridos