Trump se muestra con tapabocas por primera vez, mientras el coronavirus se expande por EEUU

PARIS/AFP.- El presidente, Donald Trump, se mostró el sábado por primera vez desde el inicio de la pandemia con un tapabocas en público, cediendo a una intensa presión para establecer un ejemplo de salud pública cuando el coronavirus avanza en Estados Unidos.

Luciendo un barbijo oscuro con el emblema de la presidencia de Estados Unidos caminó por los pasillos del hospital militar Walter Reed, en las afueras de Washington para encontrarse con veteranos heridos.

El presidente pasó junto a los periodistas, pero no se detuvo para hablarles sobre lo que se había convertido en un momento muy esperado: su posible cambio de opinión sobre una práctica recomendada por los propios expertos médicos del gobierno.

«Creo que es una gran cosa usar una mascarilla. Nunca he estado en contra de las mascarillas, pero creo que tienen un tiempo y un lugar», dijo Trump cuando salió de la Casa Blanca.

Informes de prensa de esta semana dijeron que sus asesores prácticamente le rogaron que cediera y usara un tapabocas en público y se dejara fotografiar con él, ya que los casos de coronavirus se disparan en algunos estados y Trump continúa muy por debajo del demócrata Joe Biden en las encuestas para la elección de noviembre.

Trump ha defendido firmemente el manejo de la pandemia por su gobierno a pesar que Estados Unidos es el país más afectado del mundo por la covid-19, con más de 135.000 fallecidos y más de 60.000 casos nuevos por día desde hace varios días.

Los distintos estados han tenido que decidir por sí mismos cómo reabrir sin una estrategia clara y coherente de parte de la Casa Blanca

«Perdió Cuatro meses»

Usar mascarilla o no se ha convertido en una especie piedra angular en la política para un Estados Unidos profundamente dividido.

Los conservadores que respaldan a Trump con frecuencia se niegan a ponerse una mascarilla por razones que afectan su libertad, mientras que los progresistas tienden a respaldar la práctica como una muestra de responsabilidad colectiva en un momento de crisis relacionada con la salud.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos recomiendan que las personas usen barbijo en público cuando no puede haber distanciamiento social.

Pero Trump, en todos los mítines políticos, ruedas de prensa y en otros lugares, ha evitado llevar barbijo, incluso después de que algunos miembros del personal de la Casa Blanca dieron positivo a la prueba de covid-19 y a medida que otros, incluido el vicepresidente Mike Pence, se han acostumbrado a usarlo.

Incluso en mayo Trump se burló de Biden cuando éste empezó a usar barbijo en público, compartiendo un tuit que presentaba una fotografía poco favorecedora del exvicepresidente con la cara cubierta de negro.

La campaña de Biden criticó a Trump por no haber usado una mascarilla antes.

«Donald Trump pasó meses ignorando los consejos de los expertos médicos y politizando el uso de la mascarilla, una de las cosas más importantes que podemos hacer para prevenir la propagación del virus», dijo Andrew Bates, portavoz de Biden, en un comunicado según NBC News.

«En lugar de asumir la responsabilidad y liderar, perdió cuatro meses en los que los estadounidenses han estado haciendo sacrificios avivando las divisiones y desalentando activamente a la gente a dar un paso muy básico para protegerse unos a otros».

Según lo que se ha informado, Trump ha dicho a sus asesores que usar mascarilla le haría parecer débil y que no podía soportar la idea de dejar que los medios de comunicación le tomaran fotos con un tapabocas.

Incluso el sábado, al salir de la Casa Blanca para dirigirse a Walter Reed, Trump hizo que sonara como si llevara un barbijo sólo porque iba a un hospital – no porque hubiera tenido la idea de usarlo de manera regular.

«Creo que cuando estás en un hospital, especialmente en ese ambiente particular, donde hablas con muchos soldados y personas que, en algunos casos, acaban de salir de las salas de operaciones, creo que es algo genial llevar una mascarilla», dijo Trump a los periodistas.

Artículos sugeridos