Tips Anticomunistas/ LIBRAMOS UNA LUCHA CONTRA EL MAL

Comienzo este articulo con un pensamiento que aplica a la realidad venezolana : “Nadie sabe lo que es la libertad hasta que la pierde, ni lo que es el comunismo hasta que lo vive”.

El comunismo es sin duda obra de satanás; es para los malos el medio más eficiente para eternizarse en el poder, es una barbaridad hipnótica y alienante; le llega fácil a las mayorías resentidas que abundan en los pueblos atrasados.

Cuando en el siglo XX en plena Guerra Fría, el comunismo hacía estragos en toda Europa del Este y gran parte de Asia, dejando como saldo más de 100 millones de muertes por hambruna y fusilamientos; el Obispo Paul María Hnilica, S.J. dijo lo siguiente: “El comunismo es el desafío más grande que satanás ha lanzado contra Dios”, lo dijo por los crímenes causados y la persecución intensa contra la Iglesia y la humanidad.

El comunismo no proviene del pueblo, es una ideología de gente enferma sedienta de poder, maquiavélica, que someten y esclavizan a sus pobladores a cualquier costo. Estos ideólogos maléficos son unos arrogantes que creen y sostienen que pueden planificar la vida de todos conculcando sus libertades.

En Venezuela es más que evidente la manera de cómo actúan estos diablos comunistas para desorientar, manipular, engañar, desinformar, confundir, desanimar, distraer, reprimir, torturar y operar a su antojo con la mente del pueblo. Es decir, aplican una guerra psicológica bien estructurada destinada a paralizarnos y nos resignemos.

Los comunistas como ejecutores del mal destruyen todo lo material de un país, en especial su economía, hasta arruinarla, porque se apropian y controlan los medios de producción, desapareciendo además el valor de la moneda. Estos practicantes del mal al destruir son generadores de hambre, miseria y muerte.

El comunismo es un instrumento de satanás que acaba con la propiedad privada, las libertades y la vida; valores fundamentales e intrínsecos del ser humano.

En tal sentido, la lucha que libramos hoy día en Venezuela, es contra el mal, en otras palabras, es una lucha para recuperar nuestras libertades y lograr un mejor porvenir de las generaciones futuras. Por este motivo, debemos espiritualmente reconvertir a Venezuela deshaciéndonos de estos malhechores que hicieron de nuestro país un nido para albergar toda fuerza maligna extranjera, llámese células fundamentalistas islámicas, narcotraficantes, terroristas  y delincuentes prófugos de la justicia internacional, aunado al tutelaje de Cuba y Rusia.

El diagnóstico sobre la situación actual del país esta mas que identificado, y no es otro que el binomio maléfico de comunismo con delincuencia organizada, lo peor que ha podido sucederle  a nación alguna en el planeta.

Sin lugar a dudas, estamos experimentando una lucha del bien contra el mal. Para combatir el mal hay que dejar el miedo a un lado, actuar con mucha fe y consultar con la sabiduría de Dios para pedirle ver la vida como El la ve: justa, libre y soberana.

Por todas estas razones se considera muy importante y por demás exitosa la gira efectuada por el Pte (E) Juan Guaido por Suramérica, Europa y Norteamérica, donde además los casi 60 países que le brindan su apoyo, ya tienen claro que el problema central de Venezuela  lo constituye ser epicentro del crimen organizado, que compromete la seguridad no solo de nuestro país, sino de la humanidad.

Termino con otro pensamiento de un gran líder como lo fue el ex Pte de los EEUU Ronald Reegan (junto a Juan Pablo II, Len Wallesa y Michael Gorbachov, artífices de la erradicación del comunismo en Europa Oriental), al expresar lo siguiente : “El mal no tiene poder si el bien no se acobarda”. JORGE CÁRDENAS

4602101 jhcardenas55@hotmail.com

Artículos sugeridos