¡Peligro! Grave deterioro de aceras pone en riesgo vida de peatones

Mariangel Moro Colmenárez

ACARIGUA.– Así como el mal estado de la vialidad representa un riesgo para los conductores, los peatones también se enfrentan al peligro de tener que transitar por las aceras que se encuentran  deterioradas, ya sea por pavimento destruido,  brocales levantados o alcantarillas sin tapas.

En los municipios Páez y Araure, cada día se observan más los huecos en las aceras, brocales rotos y hasta desnivelados por las raíces de los árboles que sobresalen del concreto o la falta de mantenimiento, representando un peligro para todos, en especial para aquellos de la tercera edad o que padecen de movilidad reducida, y que deben andar con muletas, bastones o en sillas de ruedas.

El desnivel de las acera se evidencia en varias calles de las ciudades gemelas

Josué Arroyo, vicepresidente del Centro de Ingenieros de Portuguesa, precisó que un 60 por ciento de los espacios peatonales de Acarigua-Araure presentan daños estructurales, que no han sido atendidos por los entes gubernamentales.

Las más afectadas son las aceras, pues en su mayoría  no están alineadas con el asfaltado, o no cumplen con las medidas reglamentarias, por lo que cada vez son más los transeúntes que arriesgan su seguridad caminando por la calzada.

Los transeúntes se ven obligados a caminar por las calles

Mercedes Nagua, habitante de las ciudades gemelas, precisó que se ha llevado más de un tropezón por los huecos que presentan las aceras. «Hay que andar muy pendiente de dónde pisamos para no caernos o doblarnos un pies, y lamentablemente las dos ciudades están iguales»

La obstrucción que hay en algunos espacios peatonales, también  se debe a que muchos vecinos acumulan los desechos sólidos en las aceras o  que el comercio coloca cualquier tipo de objetos atravesados por lo que los transeúntes deben lanzarse a la calle.

Las raíces de los árboles han empujado los brocales y aceras

«Es un peligro para todos, pero más para los adultos mayores que deben bajar las aceras y caminar por el asfaltando porque atraviesan cualquier cosa, y nos impiden usar las aceras» expresó Miguel González.

E incluso, aún en estos tiempos donde se trabaja con énfasis en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad, son pocos los puntos en las aceras de menor tamaño destinados al uso de peatones con movilidad reducida

Artículos sugeridos